Ed Reed/Mayoral Photography Office

Eric Adams presentó su plan para comunidades inmigrantes de la ciudad llamado WeRISE (Raise Immigrant Safety and Empowerment —Aumentar la seguridad y el empoderamiento de los inmigrantes) mientras hacía campaña para la alcaldía en junio de 2021. Después de tres meses en el cargo, se han hecho pocos progresos hasta ahora.

Este artículo apareció originalmente en inglés. Translated by Daniel Parra. Read the English version here.

En junio de 2021 el entonces candidato Eric Adams presentó el plan para proteger a las comunidades de inmigrantes llamado WeRISE (Raise Immigrant Safety and Empowerment —Aumentar la seguridad y el empoderamiento de los inmigrantes).

La agenda de Adams tenía unas 11 propuestas que iban desde poner en marcha un fondo empresarial para inmigrantes de $50 millones de dólares anuales —para pequeñas empresas creadas por inmigrantes de primera y segunda generación— hasta sacar al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE por sus siglas en inglés) de todos los edificios e instalaciones de la ciudad.


¿Cómo van estos planes tras más de 100 días de gobierno de Adams y la presentación del presupuesto ejecutivo del alcalde esta semana? De los 11 puntos que el candidato Adams propuso, unos pocos muestran algunos resultados hasta ahora. Y su resumen del presupuesto incluye solo tres puntos específicamente relacionados con las comunidades de inmigrantes en la ciudad: ampliar los servicios jurídicos, la gestión de casos y el acceso al idioma para apoyar a los ucranianos en Nueva York; mejorar y ampliar los servicios para las familias con conocimientos limitados del idioma inglés en las escuelas de la ciudad; e impulsar el acceso al idioma, la supervisión y los servicios de traducción en todos los organismos de la ciudad.

Listo desde el inicio: nueva oficina de medios comunitarios y étnicos

Uno de los puntos del plan de inmigración propuesto por Adams que ya había adelantado desde el inicio de su administración era la apertura de una nueva oficina del alcalde para los medios de comunicación comunitarios y étnicos, ya que en diciembre de 2021 Adams había nombrado a José Bayona como director ejecutivo de la oficina.

A través de una orden ejecutiva de 2019, el ex alcalde Bill de Blasio exigió a las agencias de la ciudad y al Departamento de Educación (DOE), Health + Hospitals y NYCHA que gastaran al menos la mitad de sus presupuestos anuales de publicidad impresa y digital en anuncios en medios comunitarios y étnicos.

Adams proponía ampliar “los recursos que [los medios comunitarios y étnicos] necesitan para seguir llevando información vital a los neoyorquinos”, explica el plan.

Según explicó Bayona, la ampliación consiste en llevar dinero no solo a los medios impresos y digitales, como lo estipula la orden ejecutiva 47 de 2019, sino también a la radio y la televisión, como lo modificó la Ley Local 83 de 2021. “Esta es una oficina de compromiso con la comunidad y de empoderamiento económico”, dijo Bayona por teléfono.

Bayona dijo que la oficina está en proceso de búsqueda y contratación de un director de mercadeo para toda la ciudad, cinco empleados y espera que su oficina esté funcionando para agosto.

Educación, crímenes de odio y acceso lingüístico

Durante la campaña, Adams dijo en su plan sobre inmigración que “apoyará la ampliación de los planes de estudio antiodio en nuestras escuelas públicas”, que era solo una pieza de las diversas medidas de su propuesta para combatir los delitos de odio, que aumentaron considerablemente en 2021.

Este esfuerzo está en marcha, según directora de comunicaciones de educación infantil del Departamento de Educación de la ciudad de Nueva York, Nicole Brownstein, el plan está en marcha.

“Estamos comprometidos en la ampliación de los planes de estudio antiodio en las escuelas y en la mejora de los resultados de los estudiantes multilingües e inmigrantes, centrándonos primero en la prevención”, dijo Brownstein por correo electrónico. “Estamos trabajando en la elaboración de un plan de estudios incluyente, edificante y de afirmación, que incluye conjuntos de herramientas y recursos para los estudiantes, las familias y el personal, desarrollados en colaboración con nuestros socios de la ciudad”.

Ella dijo que se publicará un plan de estudios contra los delitos de odio (Anti-Hate Crime Curriculum) este otoño que identifica formas de representar las contribuciones de los grupos multilingües e inmigrantes. Este es un proyecto en colaboración con la Office of Hate Crimes Prevention (oficina de prevención de delitos de odio).

Adams dijo a los votantes en la campaña que combatiría los delitos de odio con una “política de tolerancia cero, incluidos los ataques dirigidos a las comunidades de inmigrantes”.

Como candidato, Adams se impuso como el candidato demócrata con un mensaje de dureza contra la delincuencia, sin embargo, la violencia que afecta a los neoyorquinos de origen asiático ha continuado en la ciudad. Para mediados de marzo el Departamento de Policía de Nueva York registraba una duplicación de este tipo de delitos en comparación con el primer trimestre del año anterior: 10 delitos en 2022 contra cuatro en 2021. En comparación, el 2021 cerró con 131 delitos de odio contra asiáticos en la ciudad, 28 en 2020 y solo uno en 2019, según las estadísticas del NYPD.

En este mismo punto sobre los delitos de odio, Adams había propuesto ordenar a la policía de Nueva York que diera “prioridad a la justicia del lenguaje para las víctimas [de delitos de odio] para que sea más fácil denunciar con seguridad”, y organizaciones como la Asian Federation creen que se han hecho algunos cambios.

“Es obvio que existen brechas lingüísticas y culturales entre las comunidades de inmigrantes y las víctimas de delitos desde hace mucho tiempo”, dijo Jo-Ann Yoo, directora ejecutiva de la Asian American Federation (AAF por sus siglas en inglés). Sin embargo, “es fundamental para todos los inmigrantes que haya asistencia lingüística disponible”.

Stanley Mark, abogado en materia de violencia contra asiáticos del Asian American Legal Defense and Education Fund, cree que el acceso al idioma es un primer paso fundamental que ayuda a abordar las barreras de comunicación para denunciar los delitos de odio, “pero hace poco para prevenir la violencia en primer lugar, y es discutible cuando hay poca confianza de la comunidad en el sistema de justicia”.

Los defensores piensan que las intervenciones deben ser a largo plazo y sistémicas para ser eficaces. “Nos sentimos alentados por el programa Safe Options Support (SOS) de Hochul y Adams para abordar el problema de las personas sin hogar en el metro, y por el compromiso de Adams de establecer un programa de desarrollo profesional ‘culturalmente consciente’ para los educadores de la ciudad de Nueva York”, dijo Mark.

Otra parte del punto de la propuesta de Adams sobre los delitos de odio era trabajar “en colaboración con nuestros fiscales de distrito para garantizar que tengan los recursos que necesitan para identificar, detener y perseguir rápidamente a quienes se aprovechan de neoyorquinos inocentes con estos actos cobardes”. La oficina del alcalde no respondió inmediatamente a las solicitudes de City Limits para obtener una actualización sobre ese esfuerzo. Yoo dijo que su organización ha estado trabajando con los fiscales tanto en Brooklyn como en Manhattan en su enfoque de los crímenes contra asiáticos.

“De forma independiente, la AAF ha estado trabajando con el fiscal de distrito de Manhattan, Bragg, para plantear las preocupaciones de la comunidad asiático-americana, y él y su equipo han estado llevando a cabo actividades de divulgación con los líderes de la comunidad para conseguir un plan sólido. Del mismo modo, estamos planeando reunirnos con el fiscal Gonzalez, que se ha mostrado igualmente receptivo a las preocupaciones de la comunidad”, dijo Yoo.

Según los datos de delitos de odio de la policía de Nueva York, este año se han producido 142 incidentes: los más frecuentes contra los neoyorquinos judíos, 67 incidentes de enero a marzo, seguido por incidentes contra neoyorquinos negros, 20 incidentes, y 17 contra asiáticos.

Los defensores creen que se debe ir más allá de la aplicación de la policía porque eso puede traer más exceso de vigilancia a las comunidades asiáticas y no se abordan las causas profundas del problema. “También tenemos que ir más allá de la aplicación de la ley para ayudar a los neoyorquinos a sentirse seguros en nuestra propia ciudad, incluyendo más planes de creación de comunidades que ayuden a los neoyorquinos a unirse para establecer relaciones en los barrios”, añadió Yoo.

“La ciudad debe aumentar la financiación para la comunidad de asiáticos e isleños del Pacífico (AAPI por sus siglas en inglés) a $6 millones de dólares para apoyar directamente a las organizaciones dirigidas y que prestan servicios a la comunidad AAPI que ofrecen una programación crítica”, dijo Wayne Ho, presidente del Chinese-American Planning Council (CPC por sus siglas en inglés). “Esta iniciativa invertiría en servicios indirectos, apoyo a la salud mental, programas para jóvenes, alfabetización racial y otros servicios culturalmente competentes que abordarían más ampliamente las causas y los efectos de la violencia por odio”.

Adams también había propuesto que pondría en marcha iniciativas de diálogo intercultural como el programa “Breaking Bread, Building Bonds” (Partir el pan, crear vínculos) en Brooklyn Borough Hall —que reúne a personas de todas las etnias, identidades y creencias en torno a una cena y una conversación—, pero la oficina del alcalde no dio detalles sobre si sigue habiendo planes para implantar dicho programa.

Por el momento, el DOE sigue implementando programas existentes como Equip. Learn. Launch que reúne a padres de hogares no angloparlantes con estudiantes que están aprendiendo inglés (English Language Learners o ELL por sus siglas en inglés) para que conozcan sus derechos en materia de educación y ofrece un espacio estructurado para compartir su cultura.

Adams también propuso “dar prioridad a la justicia del lenguaje [que respeta los derechos lingüísticos fundamentales de cada individuo para poderse comunicar, comprender y ser comprendido en la lengua que prefiera], y financiarla”, señala otro punto del plan. Esta propuesta se llevaría a cabo a través de un programa financiado como parte de la estrategia de gestión de crisis de la ciudad para garantizar la difusión de los servicios esenciales y la información clave; sin embargo, la ciudad todavía está “explorando cómo mejorar su infraestructura de acceso al idioma para proporcionar servicios lingüísticos en momentos de emergencia y no emergencia”, dijo la secretaria de prensa adjunta del alcalde, Ivette Dávila-Richards, a través de un correo electrónico.

Ella explicó que actualmente la ciudad contrata a varios proveedores que prestan servicios de interpretación y traducción en varios idiomas a los organismos, incluso durante la respuesta a las emergencias. Algunas agencias también cuentan con sus propios lingüistas para atender sus necesidades de traducción, como el Departamento de Educación o el Departamento de Salud e Higiene Mental.

El presupuesto ejecutivo de la ciudad incluye el aumento del “acceso a los idiomas, la supervisión y los servicios de traducción en todas las agencias de la ciudad”, pero no ofreció muchos detalles. En su respuesta al anterior presupuesto preliminar del alcalde, el Concejo de la ciudad de Nueva York pidió que se asignaran $5 millones de dólares para aumentar los servicios lingüísticos en toda la administración municipal, así como $12 millones de dólares para contratar instructores especializados en el apoyo a los estudiantes de inglés en las escuelas de la ciudad.

En otro punto de la agenda de la campaña, Adams propuso instituir un programa “para el desarrollo profesional de los educadores con conciencia cultural”, así como un programa de desarrollo “con el fin de garantizar que sean culturalmente receptivos a esos estudiantes”, pero el DOE aún no reporta cambios en este frente. El DOE ha seguido utilizando los programas que ya estaban en marcha bajo el mandato de Blasio, como la serie de desarrollo profesional Culturally Responsive and Sustaining Advisement; los equipos de educadores diversos “Dream Squads” para los estudiantes multilingües; talleres y mesas redondas para educar al personal que está en contacto con las familias sobre diferentes culturas e idiomas; y la página web WeTeachNYC proporciona módulos de aprendizaje profesional y recursos para apoyar a los educadores en el desarrollo de estas prácticas. Este recurso, dice el DOE, tiene una media de 10.000 visitantes semanales.

Progreso desconocido

No está claro si la administración Adams ha hecho progresos en otras de sus promesas de campaña relacionadas con las comunidades de inmigrantes y la ciudad no respondió a la solicitud de City Limits de actualizaciones sobre estos planes.

Uno de los puntos de gran interés para la comunidad inmigrante era la creación de un “Annual Immigrant Venture Fund” (fondo de inversión para inmigrantes) de $50 millones de dólares anuales para pequeñas empresas creadas para inmigrantes de primera y segunda generación y “con un peso especial hacia las empresas que apoyan a la comunidad inmigrante”, dice la propuesta.

Este fondo sería creado redireccionando fondos del presupuesto de la Corporación de Desarrollo Económico (EDC por sus siglas en inglés) de la ciudad de Nueva York, “que históricamente se destinan a beneficios fiscales discrecionales y a la financiación exenta de impuestos para las grandes empresas que buscan el apoyo de la ciudad”, explica el plan. Sin embargo, este fondo no está incluido en el presupuesto ejecutivo de $99.700 millones de dólares ni en el plan de recuperación económica Rebuild, Renew, Reinvent de Adams.

City Limits se puso en contacto con el EDC y la alcaldía, pero no recibió ningún comentario sobre si este punto se aplicará o no.

Jeff Reed/NYC Council

Defensores y funcionarios electos en una manifestación a favor de los inmigrantes de Nueva York en 2018.

Atención Médica

Adams también planeaba aumentar la financiación del programa NYC Care —que ofrece acceso a atención médica de bajo coste o gratuitos—, “para ampliar la cobertura de las comunidades de inmigrantes e inscribirlos en los planes de salud de la ciudad a los que ya tienen derecho”, dice su plan. City Limits también se puso en contacto con NYC Health + Hospitals y con la alcaldía, pero no recibió ningún comentario al respecto.

El 20 de abril, NYC Health + Hospitals eliminó el requisito de seis meses de residencia para el programa NYC Care, “a fin de garantizar que todos los nuevos inmigrantes puedan beneficiarse de un acceso inmediato a una atención médica de calidad”, dice el comunicado

Cooperación con ICE

Otro de los puntos en la agenda era restringir “severamente la cooperación entre la policía de Nueva York y el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE por sus siglas en inglés) —incluyendo asegurar que ICE sea removido de todos los edificios e instalaciones de la ciudad”. ICE solo defirió la solicitud a la alcaldía y la policía, pero ninguno de estas dos entidades respondió.

Organizaciones como NYCLU y Legal Aid Society no saben si este plan se está llevando a cabo.

El 14 de abril, los concejales de Nueva York Keith Powers, Shahana Hanif y Carlina Rivera presentaron tres proyectos de ley para reforzar las leyes de las ciudades santuario. Uno de estos proyectos se centraba en limitar la cooperación entre el Departamento de Correcciones y las autoridades federales de inmigración.

Empresas propiedad de minorías y mujeres (M/WBE por sus siglas en inglés)

El plan de inmigración también proponía crear una economía más justa para los inmigrantes, recompensando a “las empresas que contraten a trabajadores locales y beneficien a los propietarios y trabajadores de las minorías y las mujeres especialmente en proyectos financiados por la ciudad. En concreto, se pedirá a las empresas que se comprometan a contratar al 75 por ciento de los trabajadores de la ciudad, a dar prioridad a los contratistas M/WBE y a garantizar que sus contratistas paguen un salario digno e informen de las estadísticas de residencia y origen étnico de sus trabajadores”. 

City Limits se puso en contacto con el Departamento de Servicios para Pequeñas Negocios (SBS por sus siglas en inglés) y con la alcaldía, pero no recibió ningún comentario. Organizaciones como CPC “desearían que se incluyeran más proveedores AAPI en el proceso de certificación M/WBE de la ciudad”, dijo Ho.

Durante la presentación del presupuesto la semana pasada, Adams mencionó la ampliación del “acceso a la financiación de la ciudad para las empresas propiedad de minorías y mujeres”, pero no se ofrecen más detalles en el presupuesto ejecutivo. El plan de recuperación económica Rebuild, Renew, Reinvent del alcalde pretende aumentar el gasto en M/WBE y ofrece algunos detalles, pero no incluye las ideas específicas propuestas en el plan de campaña sobre inmigracion.

Otros puntos de la agenda de inmigración de Adams sobre los que la ciudad no respondió a las preguntas de City Limits son: la potenciación del programa IDNYC, la contratación de un Jefe de Diversidad para impulsar el cambio en la equidad para las minorías y las mujeres, y el refuerzo de los servicios legales de la ciudad que luchan contra la discriminación en el lugar de trabajo.

One thought on “Tras los primeros 100 días, ¿en qué punto se encuentran los planes de campaña de Eric Adams para los inmigrantes neoyorquinos?

  1. You have a lot of excellent articles to share with us. It will be extremely beneficial to myself, my family, and my friends. Thank you for providing it to us. I’ll look forward to your next informative article.

Leave a Reply

Your email address will not be published.