Corte Supremo del Bronx

Adi Talwar

Corte suprema del Bronx

Read the English version


Cerca de la mitad de los neoyorquinos habla un idioma distinto al inglés en casa. El 25 por ciento de ellos, algo así como 1.8 millones de personas, no dominan el inglés o tienen un dominio limitado del idioma, LEP por sus siglas en inglés, así que cuando van a las cortes requieren de un intérprete. Sin embargo, lo que resulta sorprendente es que no se tengan datos exactos sobre cuántos casos requirieron los servicios de un intérprete en las cortes de Nueva York. Al parecer no hay registros exactos sobre cuántas personas por mes o por año requieren del servicio de intérprete para ejercer su derecho de acceder a la justicia.

Entre las recomendaciones hechas a partir de una encuesta realizada por Legal Services NYC en 2016, se sugería que el sistema judicial debía “hacer un seguimiento y publicar datos anuales sobre los principales idiomas que hablan los litigantes en los distintos tribunales. Esto permitirá a los tribunales evaluar mejor la necesidad de servicios lingüísticos y asignar los recursos en consecuencia”. 

 Estas recomendaciones no han sido puestas en práctica y tal y como lo confirmó Ann Ryan, coordinadora de la oficina de acceso al lenguaje en la oficina de administración de tribunales, tampoco existen estos datos, lo cual dificulta saber cómo el servicio está operando y cuál es la proporción entre el número de intérpretes y el número de casos.

La forma como operan las cortes, explicó Ryan, es que buscan encontrar un equilibrio entre el número de casos programados con antelación que requieren intérpretes y el número de personas que llegan sin cita previa. “Es una situación tipo sala de emergencias”, dice Ryan por teléfono. Las personas llegan a la corte y son valoradas como en triage, donde se sabe si necesitan un intérprete o no. 


Número de intérpretes en la ciudad de Nueva York (incluye idiomas distintos al español y los supervisores de intérpretes)

CondadoCorte SupremaCorte CriminalCorte CivilCorte FamiliarTotal de intérpretes
Kings4 Civil Term, 6 Criminal Term20111354
NY4 Civil Term, 11 Criminal Term24131567
Bronx1117161357
Queens102461555
Richmond11226
Total47864858239

Si se necesita un intérprete de español, muy probablemente habrá uno en la corte, pero si se trata de un idioma menos común, se busca en una base de datos (con cerca de 700 intérpretes freelancers o “per diem” que hablan cerca de 200 idiomas), se contacta al intérprete y se agenda.

Después del español los idiomas más solicitados en las cortes de la ciudad son mandarín y árabe, dice Ryan. De los 301 intérpretes empleados por el sistema unificado de tribunales del estado de Nueva York, 211 son intérpretes de español, 70 de otros idiomas y hay 17 supervisores de intérpretes judiciales. Incluyendo supervisores, hay en total 239 intérpretes en las cortes de la ciudad de Nueva York.

A pesar de que todas las organizaciones que proveen servicios legales en diferentes tipos de casos y fueron contactadas por City Limits reconocieron que hay un déficit en el número de intérpretes en los distintos tipos de cortes, la coordinadora de la oficina de acceso al lenguaje dice que “no hay escasez. Hay una necesidad de intérpretes”.

Aunque ella no reconoció abiertamente que hay una falta de intérpretes en la ciudad, sí señala que hay una necesidad de ellos, especialmente para aquellos idiomas en los cuales hay pocos hablantes, como por ejemplo, idiomas indígenas. 

De acuerdo con Ryan existe una necesidad de intérpretes debido a la diversidad de la ciudad y al número de idiomas que se hablan en Nueva York. Según la Endangered Language Alliance, ELA por sus siglas en inglés, en el área metropolitana de Nueva York se hablan más de 600 idiomas, lo que la convierte en una de las regiones de mayor diversidad lingüística del mundo.

Cortes Criminales

Todas las cortes no operan de la misma manera. Las cortes criminales tienen un mayor número de intérpretes y están abiertas incluso los fines de semana. Además, estas cortes por lo general tienen por lo menos un intérprete de español disponible en los turnos de la noche y los fines de semana: una disponibilidad solo vista en estas cortes.

Por ejemplo, en la corte criminal del Bronx hay 17 intérpretes, 15 para español, el supervisor de intérpretes y un intérprete tanto de árabe como de francés. Los intérpretes de planta que dominan más de un idioma ganan lo mismo que quienes hacen interpretación de un solo idioma.

Recientemente el número de peticiones para intérpretes de idiomas como bengalí o algunos idiomas africanos ha aumentado en la corte criminal del Bronx, dice Lionel Bajaña, supervisor de los intérpretes en esta corte.

Uno de los aspectos más difíciles de ser intérprete en una corte criminal es que escuchas “historias del dolor y escuchas sobre el horror humano y a veces no crees lo que escuchas”, dice Bajaña. Para Leonard Morin, intérprete en la corte criminal de Manhattan, ser intérprete drena mental y emocionalmente. “Los casos de pedofilia no son fáciles de lidiar”, añade Morin.

Tanto Bajaña como Morin creen que la demanda de intérpretes de español parece estar cubierta dentro de las cortes criminales. Sin embargo, no se puede decir lo mismo de otros idiomas menos solicitados. En estos casos en los que el intérprete no ha sido programado con antelación, el acusado debe esperar horas para que el intérprete llegue a la corte o se pospone el caso para una fecha diferente y programar un intérprete para dicha audiencia.

El problema con los casos reprogramados o aplazados es, como lo señalan algunas organizaciones de defensores, que las personas algunas veces aceptan cargos que no tienen idea de qué se tratan y lo hacen porque creen que así podrán acelerar el procedimiento. 

“En cuanto al número de casos que se retrasaron o aplazaron debido a la falta de un intérprete, la oficina de acceso a los idiomas no dispone actualmente de un mecanismo de seguimiento de esta información”, respondió Ryan por correo electrónico.

Así como no se sabe cuántos casos requirieron un intérprete en las cortes, tampoco se sabe cuántos casos se reprogramaron por la falta de estos y cuánto tiempo están tardando estos procedimientos.

Según la encuesta de Legal Services NYC la escasez de intérpretes en todos los idiomas en los tribunales es uno de los problemas más serios que enfrentan los litigantes de personas que no dominan el inglés en Nueva York, incluso en los casos en los que se solicita el intérprete con antelación. “El 74 por ciento informó que había experimentado aplazamientos relacionados con los intérpretes”, concluye la encuesta.

Otro punto que criticaron los organizaciones de defensores es que en los pasillos no siempre hay intérpretes disponibles que puedan ayudar a los abogados defensores en sus casos, especialmente, aquellos abogados que no son bilingües. Si bien los intérpretes deben prestar su servicio dentro de los tribunales (on the record), su disponibilidad en pasillos, oficinas y otros espacios (off the record) de la corte no es obligatoria.

“Es una cortesía y tratamos de proveer ayuda a los abogados en los pasillos. Somos flexibles pero no siempre estamos disponibles y no podemos llegar tarde a un tribunal por esto. Yo entiendo que algunos abogados se enojen, pero respondemos a nuestro patrón que son las cortes”, comenta Bajaña al respecto.

La situación es complicada cuando las organizaciones no pueden pagar por servicios privados de traducción simultánea y además los abogados no son bilingües. Si un acusado está en custodia, “tú no puedes hablar con la persona si no sabes el idioma”, explica la directora de práctica criminal en The Bronx Defenders, Alice Fontier. Así que para aquellos que no pueden darse a entender, dicen los abogados, es más difícil asegurar justicia en los tribunales.

Cortes civiles

En la corte civil del Bronx hay 16 intérpretes, incluído el supervisor de intérpretes. Todos son intérpretes de español. Si llegan personas que necesitan un intérprete de otro idioma, se procede como en la demás cortes cuando no hay un intérprete disponible en ese momento: buscar en la base de datos un intérprete, programar al intérprete para ese día o reprogramarlo para otro día. Pero a diferencia de la corte criminal, los intérpretes en estas cortes no trabajan los fines de semana o en las noches.

Los tribunales de vivienda, suelen ser los más ajetreados y con mayor demanda de intérpretes. En estos tribunales, “un solo intérprete puede llegar a tener en un día muy agitado cerca de 20 casos en la mañana y otros 20 en la tarde” dice David Wayne, intérprete en esta corte y presidente del capítulo de intérpretes de la corte para el consejo del distrito 37.

Según Wayne, no hay suficiente personal y por lo menos “nos faltan 3 intérpretes” para cubrir los tribunales con mayor demanda de intérpretes. Lo ideal dice él, sería tener un intérprete por cada uno de los 16 tribunales o estar lo más cercano a una proporción de uno a uno.

No solo intérpretes creen que hacen falta más de ellos, sino organizaciones como Legal Services de la ciudad de Nueva York. Veronica Cook, abogada de esta organización cree “que hay una escasez de intérpretes en las cortes”. Para ella, la falta de intérpretes afecta el sistema de justicia, el debido proceso y la igualdad. 

El Estado de Nueva York se comprometió legalmente a proporcionar un intérprete “en todas las causas civiles y penales, cuando un tribunal determine que una parte o un testigo, o un padre o tutor interesado de un menor en un procedimiento del tribunal de familia, no puede comprender y comunicarse en inglés en la medida en que no pueda participar significativamente en las actuaciones judiciales” dice el apartado 217 de las reglas para los tribunales estatales de Nueva York. Y tal y como lo señala la misma, “esta regla no alterará ni disminuirá la autoridad y el deber del tribunal de asegurar la justicia en los procedimientos”.

Sin embargo, según como lo resalta un informe publicado por la New York City Bar Association “el sistema judicial, estuvo sujeto a restricciones de gastos durante varios años después de la crisis financiera de 2008. Tras reducir el personal en 2.000 puestos, el presupuesto del poder judicial ha aumentado en los últimos años, y los niveles de personal han mejorado modestamente. Sin embargo, sigue habiendo una necesidad imperiosa de personal no judicial adicional, en particular en los tribunales inferiores”. Este puede ser uno de de los factores que ha afectado el servicio, la disponibilidad y la calidad de los intérpretes en la cortes.

¿Escasez de intérpretes o necesidad de intérpretes?

El número total de intérpretes no ha aumentado sustancialmente en más de una década en Nueva York a pesar de que la demanda parece haber aumentado. El plan de acción de 2006 de tribunales del estado dice que había “más de 300 intérpretes judiciales a tiempo completo y parcial en más de 30 idiomas extranjeros y en el lenguaje de señas”. 

Para muchos intérpretes el problema de la escasez está en la baja compensación que reciben por una labor que requiere muchos años de conocimiento, mucha práctica y bastante dinero invertido —para la gran mayoría de intérpretes que fueron a la universidad—. Debido a esto, muchos no duran en el trabajo o se mueven a otros puestos en las cortes que pagan mejor como secretario del tribunal.

“Los intérpretes de los tribunales en el sistema unificado de tribunales del estado de Nueva York reciben una remuneración sustancialmente inferior a este punto de referencia federal. Esta disparidad de remuneración no existe para otros puestos de trabajo en el sistema judicial unificado del estado de Nueva York”, dice un informe sobre reclasificación de la asociación nacional de intérpretes y traductores judiciales, NAJIT por sus siglas en inglés.

Desde 2015 el contralor de la ciudad ha señalado que “los litigantes que no hablan inglés a menudo deben esperar horas, o incluso días, antes de que puedan ser conectados a un intérprete de la corte que hable su idioma”. 

Adicionalmente, la oficina de prensa del contralor de la ciudad comunicó a City Limits que debido a esta falta de intérpretes en las cortes, este año el contralor pidió que se incluyeran nuevos fondos en el presupuesto de la ciudad para el año fiscal 2021 para “la creación de un banco comunitario de intérpretes jurídicos [CLIB por sus siglas en inglés]”. El programa reclutaría, entrenaría y enviaría intérpretes legales a organizaciones de servicios legales en la ciudad para cubrir idiomas de difusión limitada, LLD por sus siglas en inglés.

El sistema judicial de Nueva York intenta proporcionar intérpretes, sin embargo, “muchas personas con LEP [dominio limitado del inglés] simplemente no tienen acceso significativo a nuestro sistema legal. Muchos litigantes LEP enfrentan retrasos generalizados, a veces tan graves que se les desalienta por completo a interactuar con nuestro sistema de justicia. Los litigantes con LEP de bajos ingresos enfrentan desafíos especiales, ya que cada nueva presentación en la corte requiere pedir otro día libre del trabajo, organizar el cuidado de los niños y pagar el transporte. Las personas con problemas de salud o movilidad, para quienes cada viaje al juzgado es un desafío, tampoco pueden soportar múltiples demoras y aplazamientos”, dice la encuesta de Legal Services NYC.

One thought on “Acceso a justicia para quienes no hablan inglés se parece a una sala de emergencia

  1. Gracias, señor Parra, por tratar este tema que merece mucho más atención. Me dio gusto leer su artículo. Quería aclarar un punto con respecto a su cita de mí de que hay suficientes intérpretes de español en el tribunal en lo penal de Manhattan. Parece que por el momento hay suficientes intérpretes, pero no preveo que esta situación persista. El examen de certificación de intérpretes de español se ofrece cada 4 años, más o menos. No produce el examen suficientes candidatos capacitados y disponibles. Entre tanto, es probable que muchos intérpretes de planta retiren porque predominan los mayores en nuestra fuerza laboral. Otros se promoverán al título de secretario judicial, que paga más. Además, hay que tener presente que un buen intérprete no se puede remplazar fácilmente. Un buen intérprete es producto de mucha preparación, práctica y experiencia.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *