Las agencias de la ciudad, incluida la policía de Nueva York, emitieron 570 multas a vendedores ambulantes durante los tres primeros meses de 2022, superando el número de multas durante el mismo período de 2019: 366.

Un vendedor ambulante en el Bronx en invierno de 2021.

Adi Talwar

Este artículo apareció originalmente en inglés. Translated by Daniel Parra. Read the English version here.

El pasado fin de semana, el Proyecto de Vendedores Ambulantes (Street Vendor Project) difundió en Twitter imágenes de la detención de una vendedora ambulante que vendía mangos, melones y otras frutas en el metro, lo que desató la indignación en redes sociales y la crítica de varios legisladores. La policía de Nueva York patrulla y hace cumplir las normas en contra de los vendedores en el metro de la ciudad, dado que la venta ambulante va en contra de la normativa del sistema de tránsito.


La detención de María se hizo el 29 de abril, así que cuando el vídeo se hizo viral, la vendedora ya había sido retenida durante unas horas, presuntamente cacheada en busca de drogas y armas, y puesta en libertad. María, recibió una citación por actividad comercial no autorizada.

El despliegue de un mayor número de policías en las estaciones de metro a cargo del alcalde Eric Adams, se produce en un momento en que las multas contra la venta ambulante se ha intensificado nuevamente después de una pausa en 2020, y el número de multas durante el primer trimestre de 2022 han alcanzado niveles más altos que antes de la pandemia. Las dos agencias de la ciudad encargadas de la ejecución de la ley contra la venta ambulante son el Departamento de Protección al Consumidor y al Trabajador (DCWP por sus siglas en inglés) y la Policía de Nueva York (NYPD por sus siglas en inglés), quienes emitieron más multas durante el primer trimestre de 2022, 570, que durante el mismo periodo de 2019: 366.

Además, en el primer trimestre de este año se emitieron tantas multas como durante el trimestre con más multas de 2019: 571 emitidas en el segundo trimestre de 2019. El DCWP emitió 348 multas a vendedores ambulantes durante los tres primeros meses de 2021, mientras que el NYPD emitió 222 multas, de acuerdo con los informes trimestrales del departamento de policía. La mayoría de las multas de 2022, 319, fueron emitidas a vendedores ambulantes de comida como María, y 29 a vendedores de otras mercancías.

Cuando se le preguntó por el vídeo viral de la detención de María, el alcalde Adams justificó el incidente como parte de su esfuerzo continuo por hacer cumplir las normas del sistema de metro. “Si seguimos las normas, no tendremos estos incidentes. Y vamos a evaluar la interacción con la policía y siempre encontraremos mejores maneras de actuar”, dijo durante una rueda de prensa a inicios de esta semana, argumentando que si se deja de cumplir una norma se pueden cometer violaciones más atroces, algo que ya ha dicho anteriormente. “Al día siguiente, los tanques de propano estarán en la red de metro, y al día siguiente habrá barbacoas en la red de metro. No se puede hacer eso”, dijo.

MÁS INFORMACIÓN: Vendedores ambulantes de NY están utilizando el dinero del fondo de trabajadores excluidos para pagar multas

En lo que respecta a la aplicación de la ley en las calles, hace más de un año que el DCWP — antes conocido como Departamento de Asuntos del Consumidor (DCA por sus siglas en inglés) — asumió las funciones de inspección de los vendedores ambulantes que antes realizaba la policía de Nueva York. El ex alcalde Bill de Blasio introdujo ese cambio a principios de 2021, como parte de su iniciativa para recortar el presupuesto del departamento de policía y responder a las quejas de defensores y vendedores, muchos de los cuales son inmigrantes o personas de color, que afirmaron haber sido blanco de una aplicación excesivamente punitiva por parte de los policías durante años.

Pero este cambio no ha significado menos multas. El año pasado, la ciudad emitió 1.621 multas a los vendedores ambulantes, superando las 1.609 citaciones civiles y penales emitidas en 2019 a pesar que el DCWP comenzó a poner multas el 1 de junio de 2021 (esta agencia dedicó los primeros meses del año pasado a la divulgación y educación de los vendedores).

Según el DCWP, el porcentaje de trabajo conjunto realizado con el departamento de policía varía semanalmente; recientemente, fue aproximadamente del 15 por ciento para la ejecución de acciones conjuntas sobre venta ambulante, de acuerdo con lo que informó la agencia. Un portavoz de la policía señaló que “se han llevado a cabo operaciones conjuntas entre varios organismos (la policía de Nueva York, el Departamento de Protección del Consumidor y del Trabajador y el Departamento de Parques) en la estación de metro de Broadway Junction  [donde se filmó a María] y sus alrededores a raíz de las numerosas quejas del director de dicha estación del MTA”.

La aplicación de la ley es a menudo una respuesta a las quejas del público en general, los defensores, los funcionarios electos, las juntas de la comunidad, y los distritos de mejoras comerciales (Business Improvement Districts, BID), que históricamente han considerado a los vendedores ambulantes como la competencia de los negocios. Desde el 1 de enero de 2022, el DCWP ha recibido 1.455 quejas sobre venta ambulante. En cambio, en el segundo semestre de 2021, la DCWP recibió 6.525 quejas sobre venta ambulante e impartió 762 multas a los vendedores.

Las quejas se concentran en Manhattan para este primer trimestre del año: 446 por vendedores de mercancías generales y 576 por vendedores ambulantes de comida; seguido de lejos por el condado de Brooklyn, con 93 quejas por vendedores de mercancías generales, y 66 quejas por vendedores ambulantes de comida en Queens.

Cuando se analizan los códigos postales que han sido más inspeccionados, se observa otro panorama. Los códigos postales de los barrios con una amplia población inmigrante siguen estando entre las zonas con más inspecciones y multas tanto en 2021 como durante el primer trimestre de 2022, como ya había informado City Limits.

Por ejemplo, el barrio de Jackson Heights en Queens, en donde casi el 60 por ciento de los residentes nació en el extranjero, fue la zona con más inspecciones tanto para la venta móvil de alimentos como para la venta de otros artículos: 176 y 164 respectivamente. Sunset Park, en Brooklyn, tenía el mayor número de inspecciones en febrero de 2022, pero al cierre del primer trimestre ocupó el tercer puesto.

Además, tres de los cinco códigos postales con más multas son también barrios con una gran concentración de inmigrantes.

RankingCodigo PostalBarrioCondadoMultas
111372Jackson HeightsQueens46
210001ChelseaManhattan22
310003East VillageManhattan20
411368ElmhurstQueens20
511220Sunset ParkBrooklyn15
Los cinco códigos postales en los que DCWP ha impartido mayor número de multas a vendedores ambulantes.

"La venta es un tema complicado que nos afecta a todos, desde los propios vendedores hasta los negocios locales, pasando por los residentes y los visitantes", dijo un portavoz del DCWP por correo electrónico. "Nuestro objetivo es escuchar las preocupaciones de todos los implicados y lograr un enfoque equilibrado que sea equitativo para todos, lo que incluye la educación continua junto con la aplicación gradual y estratégica de la normativa, especialmente en zonas problemáticas".

Cuando se le preguntó cuántas campañas de divulgación educativa se han llevado a cabo este año, el DCWP no proporcionó una respuesta clara, pero dijo que la agencia pasó la primera mitad del año pasado haciendo actividades de divulgación y educacionales con vendedores y defensores, incluyendo casi 30 recorridos en corredores populares de venta ambulante para promover el cumplimiento de la normatividad.

De enero a mayo de 2021, el DWCP llevó a cabo 500 visitas educativas a vendedores ambulantes e insistió en que los inspectores continúan educando a cada vendedor antes de emitir una multa. Por el contrario, defensores de la venta ambulante afirman que la labor educativa ha pasado a un segundo plano y que la agencia está más centrada en la aplicación de la ley.

La cuestión se complica aún más por el límite que durante décadas ha impuesto la ciudad al número de permisos de venta disponibles, lo que ha hecho casi imposible que los vendedores ambulantes obtengan un permiso de forma legal, sostienen los críticos de este sistema, ya que a menudo se les multa por vender sin permiso. Durante años ha proliferado un mercado negro de personas que alquilan y venden el limitado número de permisos existentes, a veces por un precio de decenas de miles de dólares al año.

Aunque el Concejo de la ciudad votó el año pasado a favor de aumentar gradualmente el número de permisos disponibles legalmente, esos cambios no comenzarán hasta este verano. Los críticos consideran que dicha legislación — que añadirá unos cientos de nuevos permisos al sistema cada año — no va lo suficientemente lejos como para satisfacer la demanda.

Otro proyecto de ley que se está estudiando a nivel estatal llevaría dichas reformas un paso más allá y exigiría que la alcaldía cree un programa de expedición de permisos que "garantice que todos los vendedores ambulantes tengan licencia" y que prohíba a la alcaldía restringir o limitar el número de permisos. La legislación aún no ha sido aprobada, y los legisladores terminarán su trabajo en Albany el 2 de junio.

Leave a Reply

Your email address will not be published.