quake map

USGS

Una imagen del rastreador sísmico del servicio geológico de los Estados Unidos que muestra la actividad reciente en el sur de Puerto Rico.

Read the English version here.

Desde el 28 de diciembre de 2019 ha estado temblando en Puerto Rico. Se han producido cientos de pequeños movimientos telúricos pero el sismo principal de magnitud 6,4 en la escala de Richter ocurrió el 7 de enero de 2020. Muchos de los daños se reportan en las ciudades del sur como Guánica, Guayanilla, Lajas, Yauco y sus alrededores.

Desde Nueva York Rafael Ocasio Barreto, activista y líder comunitario, ha escuchado cómo sus amigos y familiares vivieron la situación. “Los sobrevivientes no tienen luz ni agua”. Según lo confirma la Associated Press hay más de mil personas viviendo en albergues, más de 250.000 personas en la isla no tienen agua y otro medio millón no tiene electricidad, “lo que también afectó las telecomunicaciones”.

Según Karla Peña, directora de Mercy Corps en Puerto Rico, más o menos un 25 por ciento de la población en la isla está sin agua potable. “Las personas están fuera de sus hogares. Muchas personas están durmiendo en autos o tiendas de campaña”.

El servicio de luz ha sido restaurado a cerca del 33 por ciento de los usuarios en la isla. Sin embargo, la planta de energía en Guayanilla sufrió daños graves que podrían tardar cerca de un año en recuperarse, dijo hoy José Ortiz, CEO de la autoridad de energía eléctrica de Puerto Rico, a CBS.

En respuesta a la crisis la gobernadora de la isla Wanda Vázquez y el presidente Trump declararon en momentos diferentes el estado de emergencia. El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, pidió a la autoridad de energía eléctrica de Nueva York que desplegara expertos técnicos para que trabajen con la autoridad de energía eléctrica de Puerto Rico para restaurar la energía.

La destrucción vista por algunas personas trajo el recuerdo del huracán María que azotó a Puerto Rico en septiembre de 2017.

“¿Qué es más grande que los daños visibles en las estructuras?” pregunta Rafael Ocasio Barreto por teléfono. “Los daños psicológicos. Son estos daños en la gente los que son difíciles de calcular”. Como medida de emergencia el capítulo de la Cruz Roja americana en Puerto Rico ha “estado ayudando a personas a aliviar la ansiedad con el apoyo de psicólogos, trabajadores sociales y consejeros profesionales voluntarios”, dice Rosemarie Valdez, gerente del programa regional de comunicaciones y mercadeo de la Cruz Roja americana en Puerto Rico.

Según Oscar Serrano, codirector del centro de periodismo investigativo, “los daños mayores se concentraron en un área específica al sur de la isla y la mayoría de personas afectadas son de allí”. Serrano aclara que “muchas de las casas que se cayeron son las que han sufrido los temblores desde el 28 de diciembre”.

En el municipio de Guánica, específicamente, “hay hasta el momento 150 familias afectadas” dice Dánica Coto, corresponsal en Puerto Rico de la Associated Press.

En el más reciente comunicado del departamento de vivienda, enviado el 7 de enero, se informaba que había “746 refugiados en 11 refugios ubicados en San Germán, Lajas, Guánica, Ponce, Utuado, Guayanilla, Coamo, Maricao, Yauco, Peñuelas y adjuntas”. El comunicado además notificada del traslado preventivo y voluntario de “los refugiados ubicados en el Coliseo Mariano Tito Rodríguez en Guánica al refugio habilitado en Lajas en la Cancha Juan Lluch”. 

En Guánica, la Cruz Roja americana proveyó “asistencia a 13 familias afectadas. Además, “estuches de higiene personal fueron distribuidas a 21 personas refugiadas” en esta área. Como lo remarca Valdez, en Puerto Rico la Cruz Roja americana “apoya a los refugiados con artículos de higiene, como pañales por ejemplo, y otros servicios básicos, sin embargo, es el gobierno [la gobernación del estado de Puerto Rico] quien opera los refugios”.

Según Serrano “el número de familias afectadas puede estar entre las 100 ó 200 familias”. De acuerdo con Coto, “hay más de mil refugiados en total”, hasta el momento. Las cifras oficiales reportan más de un muerto. Es aún muy pronto para conocer el verdadero impacto y, tal y como ocurrió con el Huracán María, el número de personas afectadas tardará en saberse debido a los múltiples efectos colaterales.

Si desea monitorear los movimientos sísmicos en la isla, la red sísmica de Puerto Rico (Seismic Network Puerto Rico) ofrece información detallada aquí.

Hasta el momento no se conocen iniciativas oficiales por medio de las cuales las personas puedan enviar ayudas a las personas afectas en la isla. Sin embargo, algunas organizaciones como la Cruz Roja americana en Puerto Rico están recibiendo donaciones a través de su sitio web.

Además organizaciones como Friends of Puerto Rico están buscando voluntarios para distribuir alimentos con la World Central Kitchen en localidades de Ponce, Yauco, Guánica y Guayanilla. Si desea más información haga click aquí.

A nivel local, la fundación comunitaria de Puerto Rico reactivó el fondo de recuperación comunitaria para quienes deseen colaborar con las organizaciones sin fines de lucro que están apoyando los esfuerzos de recuperación de las personas afectadas en el suroeste de la isla. Puede donar aquí.

El diario digital, Noticel, ha publicado una lista de artículos más necesarios junto con otras iniciativas locales.

Si conoce organizaciones que estén destinando recursos para ayudar a las comunidades afectadas por los terremotos en Puerto Rico o si conoce otras formas en las cuales las personas puedan ayudar, escríbanos a daniel@citylimits.org

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *