Según un reporte del Brennan Center for Justice de la facultad de derecho de la Universidad de Nueva York, 27 estados han propuesto al menos 148 proyectos de ley para cambiar cómo se llevan a cabo las elecciones y cómo se determinan los resultados de estas. En seis legislaturas estatales (Alabama, Arizona, Florida, Georgia, Kentucky y Oklahoma) ya se han aprobado nueve leyes.

Adi Talwar

Las elecciones de 2021.

Luego de las elecciones de 2020 y la invasión al Capitolio se abrieron dos frentes de batalla para aquellos que creen e impulsan la llamada Gran Mentira del expresidente Donald Trump: cambiar el proceso electoral en los estados y poner en pie controles restrictivos para votar. Todo esto a pesar de que no hubo fraude electoral.

Poco más de un año después de estos sucesos, las consecuencias son visibles y el panorama para las próximas elecciones es diferente.

Según un reporte del Brennan Center for Justice de la facultad de derecho de la Universidad de Nueva York, 27 estados han propuesto al menos 148 proyectos de ley para cambiar cómo se llevan a cabo las elecciones y cómo se determinan los resultados de estas. En seis legislaturas estatales (Alabama, Arizona, Florida, Georgia, Kentucky y Oklahoma) ya se han aprobado nueve leyes para cambiar el proceso electoral.

Siete de estas nueve leyes entrarán en vigencia para las elecciones de mitad de período en Estados Unidos en noviembre.

Además, en muchos de estos mismos estados donde se ha propuesto o aprobado cambios al proceso electoral, los legisladores también han presentado o promulgando leyes que hacen más complicado votar.

A principios de mayo, dice el reporte, los legisladores de 39 estados han considerado al menos 393 proyectos de ley restrictivos en total para la sesión legislativa de 2022. Y al menos 34 proyectos de ley con disposiciones restrictivas al voto se están tramitando en 11 legislaturas estatales.

Desde principios de 2021, 18 estados han aprobado 34 leyes de voto restrictivas, que pueden afectar desproporcionadamente a los votantes de color. La mayoría de votantes republicanos, el 58 por ciento según una encuesta de este año, dice que Joe Biden no fue elegido legítimamente para la Casa Blanca.

Y entre los candidatos respaldados por Trump, más del 70 por ciento de estos creen que las elecciones de 2020 fueron fraudulentas.

Así que para hablar sobre este informe invitamos a Ricardo Ramírez asesor en la versión en español del Brennan y programas de justicia y democracia del Brennan Center.

Más detalles en nuestra conversación a continuación.

Leave a Reply

Your email address will not be published.