‘Básicamente, lo que esto indica es que las dificultades están muy esparcidas en la ciudad de Nueva York, pero son sentidas profundamente por las personas que menos pueden permitirse perder ingresos’.

Michael Appleton/Mayoral Photography Office

Una escena del primer día de clases en Nueva York.

Este artículo apareció originalmente en inglés. Read the English version here. Traducido por Daniel Parra.

Los adultos con niños en casa tienen más probabilidades que otros neoyorquinos de haber perdido ingresos desde el comienzo de la pandemia, según un análisis sobre los datos del censo realizado por Citizens’ Committee for Children (Comité de Ciudadanos para los Niños, o CCC por sus siglas en inglés) en Nueva York. Y entre esas familias, los más afectados son las familias trabajadoras de bajos salarios y los latinos.

El acceso a la atención infantil ha sido un problema durante mucho tiempo, pero la pandemia ha puesto de relieve lo esencial que es para muchos padres mantener sus empleos. De hecho, los hallazgos del CCC muestran que el 13 por ciento de los adultos que viven con niños en la ciudad de Nueva York informaron que no trabajaban durante la crisis de salud porque tenían que estar en casa con sus hijos, que ya no estaban en la escuela o en la guardería.


El análisis del CCC se basa en datos de la oficina del censo de los Estados Unidos, que ha estado encuestando a los hogares para hacer un seguimiento del impacto de la crisis económica generada por la pandemia, y el primer lote de datos disponibles públicamente abarca del 23 de abril al 21 de julio.

Los datos revelaron que las familias de la ciudad de Nueva York que ganan menos de 25.000 dólares al año tenían más probabilidades de perder sus ingresos desde el 13 de marzo.

“Básicamente, lo que esto indica es que las dificultades están muy esparcidas en la ciudad de Nueva York, pero son sentidas profundamente por las personas que menos pueden permitirse perder ingresos”, dice Jennifer March, directora ejecutiva del CCC.

Las madres trabajadoras también han soportado la peor parte del cuidado de los niños: el 27 por ciento de las mujeres entre 25 y 44 años dijeron que no estaban trabajando porque tenían que quedarse en casa por los niños, mientras que el 11 por ciento de los hombres de la misma edad citaron el cuidado de los niños como su principal razón de estar sin trabajo.

A medida que vuelvan a abrir los centros de cuidado infantil, aún habrá neoyorquinos que no tengan ingresos para cubrir estos costos, especialmente después de la crisis económica de los últimos meses, dice March.

“Es como si la combinación de circunstancias agravara drásticamente la situación generando una tormenta para las familias de bajos ingresos”, le dice a City Limits.

En todo el estado de Nueva York, el 23 por ciento de los adultos con niños en casa dijeron que tenían poca o ninguna seguridad para pagar el alquiler o la hipoteca a tiempo cuando fueron encuestados a principios de otoño, según el informe de la Fundación Annie E. Casey sobre las familias de todo el país, publicado el lunes.

El alto costo del cuidado infantil está fuera del alcance de muchas familias. Otro informe del CCC publicado a principios de este mes señalaba que la típica guardería infantil es inasequible para el 93 por ciento de las familias con niños pequeños de la ciudad, y el cuidado en el hogar es inasequible para el 80 por ciento de estas familias. (CCC usó el umbral de asequibilidad federal del 7 por ciento del ingreso familiar en su análisis).

Sólo el 1 por ciento de las familias monoparentales pueden pagar el cuidado en un centro, y el 5 por ciento pueden pagar el cuidado en el hogar, según su análisis.

Nicole Javorsky es miembro de Report for America Corps.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *