Pill_Bottle_Spilled

Atlantic Training

Según un nuevo informe publicado por el Centro de Estudios Latinoamericanos, del Caribe y Latinos del Graduate Center, CUNY, en términos generales, la tasa de personas sin seguro médico disminuyó entre 2009 y 2015. Lo más significativo “es que el Affordable Care Act [ACA, por sus siglas en inglés] elevó el porcentaje de estadounidenses con seguro médico por encima de los niveles anteriores a la recesión”, dice el informe. 

El informe “Healthcare Coverage in the United States and New York Metropolitan Area, 2009 – 2015” (Cobertura de la atención médica en los Estados Unidos y en el área metropolitana de Nueva York, 2009 – 2015) de Andrew S. Alger, muestra que las personas que vivían en la pobreza en 2015 tenían el doble de probabilidades de no tener seguro médico que aquellas personas que vivían por encima del umbral de la pobreza. Es decir, a pesar del ACA, los pobres seguían teniendo más probabilidades de carecer de seguro médico en 2015, varios años después de la recesión.

Sin embargo, el período entre 2013 y 2015 muestra las mayores disminuciones en la falta de cobertura de seguro. Según el informe, en 2009 el 27.8 por ciento de las personas que vivían en la pobreza no tenían seguro médico y para 2015 había bajado al 17.4 por ciento. “Las mayores disminuciones en la falta de cobertura de seguro se produjeron entre 2013 y 2015. Los que viven en la pobreza tuvieron el doble de probabilidades de no contar con un seguro que los que no estuvieron en la pobreza durante todo el período de estudio”, dice el estudio.

Esta tendencia no se comportó de igual modo en el área de Nueva York ya que la tasa de personas sin seguro que vivían “en la pobreza disminuyó ligeramente del 19.7 por ciento en 2009 al 17.4 por ciento en 2015”.

Cuando se mira la raza y la etnia quienes tuvieron las tasas más bajas de población no asegurada fueron los blancos, seguidos por los asiáticos y los afroamericanos. Los latinos tuvieron las tasas más altas de población no asegurada tanto en el país como en el área metropolitana de Nueva York.

De acuerdo con el informe, comparativamente todos los grupos raciales vieron disminuciones en la falta de seguro y fue justamente en el período de 2013 a 2015 donde se vieron las mayores reducciones. Durante este mismo periodo, los latinos vieron la mayor disminución numérica, pero a pesar de ello, siguieron teniendo el mayor índice de no asegurados.

Según Sebastián Villamizar-Santamaría, director de investigación cuantitativa del CLACLS, hay dos posibles explicaciones para que el porcentaje de latinos sin seguro bajara más que para cualquier otro grupo en 2013-2016. La primera es “que sea efecto de lo que llaman Obamacare. Al abrir un poco más el sistema de salud en Estados Unidos, es probable que muchas personas que no tenían seguro pudieran ahora acceder a él”. La segunda explicación puede ser que “después de la recesión económica, más personas pudieron costear un seguro de salud que antes no podían durante la crisis”.

A nivel local, las mejoras en el acceso a los seguros en el área metropolitana de Nueva York crecieron de forma paralela a los índices nacionales. Además, en el área metropolitana de Nueva York los porcentajes de no asegurados fueron inferiores a las cifras nacionales para los blancos, los afroamericanos y los latinos. Los asiáticos fueron los únicos que reportaron tasas más altas de no asegurados en comparación con las tasas nacionales durante este período.

Las tasas de población sin seguro médico entre las cinco nacionalidades latinas más importantes de los Estados Unidos muestran también una disminución para los mexicanos, puertorriqueños, salvadoreños y dominicanos. Según el informe, “Los cubanos, la cuarta nacionalidad latina más grande, tuvieron niveles más altos de no tener seguro en 2011 y 2013 que en 2009”. En términos generales, los puertorriqueños tuvieron las tasas más bajas de no asegurados.

Otro punto que resalta el estudio es que la cobertura de la atención médica también se correlacionaron con el lugar de nacimiento. Por ejemplo, el 32 por ciento de las personas nacidas en el extranjero no tenían seguro médico en 2009 y para 2015 había disminuido al 21,6 por ciento. En cuanto a las personas nacidas en el país la disminución fue de 12,8 por ciento en 2009 al 7,7 por ciento en 2015.

En Nueva York ocurrió una disminución similar. En 2009, el 24.5 por ciento de las personas nacidas en el extranjero no tenían seguro médico mientras que en 2015, representaron un 16.8 por ciento. Según el comunicado de prensa del CLACLS, en “Nueva York, las personas nacidas en el extranjero tenían unas 3.1 veces más probabilidades de no tener seguro que sus homólogos nacidos en el país en 2009, pero casi 3.6 veces más en 2015”.

El informe además ofrece una imagen de cómo la falta de seguro afecta mayormente a los hombres. Por ejemplo, entre los hombres la tasa de no asegurados disminuyó del 17.5 por ciento en 2009 al 11.1 por ciento en 2015. Entre las mujeres, la tasa se redujo del 13.4 por ciento al 8.3 por ciento en el mismo período.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *