Immigration March

Mixteca Organization


Read the English version.


Somos miembros de la comunidad mexicoamericana de Nueva York y dos de los más de 300,000 inmigrantes mexicanos que radican en el estado de Nueva York. Nuestra comunidad es diversa, proviene de treinta y dos estados de la República Mexicana, e incluye docenas de comunidades indígenas con sus propias lenguas y costumbres. La comunidad mexicana de Nueva York incluye artistas, maestros, jornaleros, funcionarios públicos y los trabajadores médicos, de supermercado, y de reparto que se han sido considerado esenciales durante la crisis del Coronavirus pero ignorados por la respuesta del gobierno a la pandemia.


Como se ha informado ampliamente, debido a las desigualdades historicas y el racismo estructural contra las comunidades de color, la comunidad mexicana y latina de Nueva York se ha visto afectada desproporcionadamente por la pandemia del Coronavirus y ahora representa más de un tercio de todas las muertes en todo el estado. El impacto en la comunidad mexicana es visible en las funerarias de los vecindarios de los cinco condados donde residen grandes comunidades mexicanas. Estas comunidades incluyen el epicentro de la crisis en Corona y Jackson Heights, Queens, los vecindarios de Morris Park, Allerton, y Mt. Hope en el Bronx y los barrios de Sunset Park, Borough Park y Bensonhurst en Brooklyn.

A lo largo de esta pandemia, hemos escuchado innumerables historias de seres queridos que se han enfermado, han perdido sus empleos, o han visto a sus familiares fallecer. Entre los momentos más dolorosos durante esta crisis, pocas historias son más trágicas que aquellas de familias que han perdido seres queridos, buscado apoyo público y se les ha dicho que no hay ayuda disponible o que ellos y sus familias ahora tienen que valerse por sí mismos.

Aunque, conocemos muy bien el desdén del Presidente Trump y el gobierno federal hacia los inmigrantes, y la comunidad migrante mexicana en particular, también hemos visto un desprecio hacia nuestra comunidad por parte de las agencias locales de la Ciudad de Nueva York y el Estado de Nueva York. Hemos escuchado múltiples informes de hispanohablantes a los que se les ha negado atención médica en los hospitales de la Ciudad de Nueva York, sabemos de docenas de familias que han tenido que pagar precios exorbitantes a funerarias, y hemos recibido cientos de solicitudes de ayuda financiera de familias que han perdido sus empleos y que el gobierno ha dejado atrás. En respuesta, organizaciones sin fines de lucro como Mixteca han creado campañas de crowdfunding para proporcionar fondos de emergencia y asistencia en entierros para los más necesitados.

El gobierno mexicano también ha fallado a sus ciudadanos en los Estados Unidos. A lo largo de los años, los ciudadanos mexicanos en los Estados Unidos han podido confiar en el apoyo del gobierno mexicano para enterrar a sus seres queridos y enviar sus restos a México. Durante esta crisis, cuando el número de muertos en la comunidad mexicana ha sido tan grave, nos ha horrorizado la incapacidad del gobierno mexicano de enviar a tiempo restos a México y la falta de apoyo a familiares.

Hoy, cuando los estadounidenses celebran la cultura mexicana en conmemoración a la Batalla de Puebla del Cinco de Mayo, escribimos para pedir a todos los que celebran nuestras tradiciones que muestren el mismo aprecio hacia las personas que están manteniendo esta ciudad y estado a flote durante la pandemia. Escribimos para exigir que los funcionarios públicos reconozcan las contribuciones económicas de los inmigrantes mexicanos y la comunidad indocumentada de Nueva York y que apoyen a los neoyorquinos indocumentados a través de políticas públicas que los beneficien directamente. Pedimos a nuestros representantes:

• Brindar asistencia monetaria directa a neoyorquinos indocumentados que quedaron fuera del reciente estímulo federal (US CARES ACT);

• Permitir que neoyorquinos indocumentados accedan a fondos funerarios que actualmente son inaccesibles a través de la Administración de Recursos Humanos de la Ciudad de Nueva York (NYC HRA por sus siglas en inglés) y el Departamento de Salud del Estado de Nueva York (NYS Department of Health); y

• Crear un fondo dedicado para apoyar a las pequeñas empresas con dinero en efectivo, propiedad de inmigrantes, excluidas del Programa de Protección de Cheques de Pago (Paycheck Protection Program) de la Administración de Pequeños Negocios (Small Business Administration).

Cuando Nueva York y el resto de los Estados Unidos comience a reabrir, y sus restaurantes, hoteles, granjas y clínicas de salud busquen reclutar y contratar a mexicanos dispuestos a trabajar en los empleos más difíciles de nuestra economía, les pedimos que recuerden la pérdida de vidas e injusticias que se infligieron a la comunidad inmigrante mexicana y cómo nuestras políticas publicas excluyeron a las mismas personas que serán críticas para la recuperación Estadounidense.

Este Cinco de Mayo, la comunidad Mexicana está enferma y tiene miedo de buscar atención médica, pasa hambre, y está de luto. Nuestro gobierno es responsable.


Lorena Korousias y Rodrigo Camarena (@RCamarenaBK) son representantes de la Organización Mixteca en Sunset Park, Brooklyn.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *