Opinión: En East New York, Rezonificación Responsable

Print More

William Alatriste/NYC Council

Councilmember Rafael Espinal

English version is here.

Recuerdo la época en que, cuando yo era pequeño en East New York, la vivienda era extremadamente asequible, y que ser dueño de su hogar estaba al alcance de todo aquel que aspiraba al Sueño Americano. Sin embargo, también se vivían tiempos difíciles en los barrios de Brooklyn, luego de décadas de desinversión por parte de los gobiernos de la ciudad y el estado. Nuestras viviendas, escuelas, parques e infraestructura se desmoronaron, se perdieron muchos empleos, y el crimen llegó a niveles nunca antes vistos. 

Los residentes de East New York añorábamos el día en que pudiéramos tener igualdad de acceso a las inversiones y servicios que disfrutaban comunidades más acaudaladas. Vivíamos esperando a que el próximo alcalde, el gobernador y hasta el presidente tomaran acción y crearan un plan agresivo para atender la desigualdad socioeconómica y los problemas que enfrentábamos. 

El Plan Vecinal de East New York es el tipo de acción que el vecindario ha estado esperando. Muchos dirán que el plan tendrá los mismos efectos negativos que otras rezonificaciones que se han llevado a cabo en Brooklyn, que creará demasiadas unidades a precio del mercado y que acelerará la gentrificación. La realidad es que East New York ya posee muchísimas unidades a precio del mercado y muy pocos apartamentos de renta regulada. Su cercanía a Bushwick y Williamsburg, que atraviesan una crisis de vivienda asequible, ha convertido orgánicamente a ENY en un área de interés para los residentes que están siendo desplazados de esos vecindarios, que se están gentrificando aceleradamente. Era inevitable que, tarde o temprano, llegara la especulación inmobiliaria y, por esa razón, había que hacer algo. 

Tomemos Bushwick, por ejemplo. Si hace 10 años alguien les hubiera dicho a los residentes que los precios de la vivienda en ese barrio llegarían a romper récords, muchos no lo hubieran creído. Sin embargo, este hecho llevó a los residentes desplazados de Williamsburg – tanto antiguos como nuevos – a migrar a Bushwick en busca de alquileres más baratos, lo que creó enorme presión en la oferta de vivienda y elevó los precios. Es un principio básico de economía: La poca oferta y exceso de demanda llevaron a que los precios subieran y se exacerbara el desplazamiento. La cultura y el carácter de Bushwick cambiaron rápidamente, y la revista Vogue lo declaró “el séptimo Vecindario Más Cool” en 2014. Desafortunadamente, los mecanismos para proteger a los residentes y prevenir estos efectos negativos no existían, y hoy nos enocntramos tratando de poner freno a esta acelerada gentrificación global con una potencial rezonificación de Bushwick.

Dadas la historia de estos barrios vecinos y la falta de unidades de alquiler protegido en ENY, el destino de esta zona parecía estar sellado. Esta realidad pedía a gritos que tomáramos acción y, por medio de un desarrollo dirigido y de invertir en la gente de la comunidad, evitaremos el desplazamiento masivo. Nuevas herramientas como la vivienda inclusiva obligatoria nos proporcionan un vehículo formal para pedirles cuentas a los desarrolladores. De esta manera, al menos tendremos un espacio para que la gente de bajos ingresos participe de las decisiones sobre los nuevos planes de desarrollo, a diferencia de lo que se hizo en Bushwick y Williamsburg. 

Aunque automáticamente asociamos la palabra “rezonificación” con desplazamiento, en ENY esta servirá como un instrumento de conservación, pues se concentrará en crear vivienda permanentemente asequible en cantidades históricas y en proporcionar asistencia legal gratuita a los inquilinos para que puedan seguir viviendo en sus hogares. 

Con el apoyo y la orientación de la comunidad, luché por lograr este acuerdo y luché por nuestro futuro. Muchas veces tuve que salirme de reuniones con la Administración, y estaba listo para cancelar el plan si no lográbamos un mejor acuerdo. Incluso, excluimos parcelas de terreno cuando nos pareció que la intención era perjudicar a la comunidad a cambio de ganancias. Al final, lo que conseguimos está muy por encima de los que se nos presentó en un principio.  

A través de mis negociaciones, y gracias a las sugerencias de la Coalición para el Progreso de la Comunidad –  Coalition for Community Advancement –, logré asegurar más de 260 millones de dólares, que serán utilizados para añadir 1,000 nuevas plazas en escuelas públicas, construir un centro comunal para todas las edades, crear un escritorio de ayuda al propietario – el primero en su clase – para ayudar a la gente a conservar su hogar, y establecer un centro de empleos Workforce1 para conectar al público con plazas de trabajo disponibles. Además, hemos invertido en la Zona Industrial de Negocios – Industrial Business Zone – para crear 4,000 empleos allí, y se asignarán millones de dólares para remodelar la peligrosa Avenida Atlantic, así como parques locales, 27 escuelas públicas y más.   

Este nivel de inversión estratégica dirigida no se había visto antes en ninguna comunidad, y menos en comunidades al borde de la gentrificación. En otros barrios, los grupos demográficos más vulnerables han seguido en riesgo por la falta de una intervención gubernamental integral. Sin embargo, en ENY esos mismos grupos contarán con más recursos que nunca. Como expliqué en el Proceso de Planificación de ENY, aunque algunos detalles pudieron haberse hecho mejor, creo firmemente que hicimos lo correcto y que el tiempo demostrará el alcance de nuestro trabajo. 

* * * *
Espinal, concejal demócrata electo en 2013, representa al distrito 37 (East New York, Cypress Hills, Bushwick y Brownsville).

Esto apareció en nuestro reciente boletín.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *