Hasta ahora se han distribuido fondos de ayuda a 288 hogares, por un total de $1.601.210 dólares: 345 solicitudes se han finalizado y 201 siguen en proceso de tramitación. Es poco probable que el fondo abra de nuevo.

Michael Appleton/Mayoral Photography Office

Las secuelas de Ida en Queens.

Este artículo apareció originalmente en inglés. Translated by Daniel Parra. Read the English version here.

Han pasado más de siete meses después de que el huracán Ida inundara las calles de Nueva York y el fondo que se creó —para inmigrantes indocumentados afectados y otras personas que no reúnen los requisitos para recibir ayuda federal— solo ha repartido menos de $2 millones de dólares de los $27 millones de dólares reservados, tras cerrarse el 29 de abril.

El Fondo de ayuda para cubrir daños por la tormenta Ida se ha cerrado y ampliado varias veces, funcionando de forma sincronizada con los períodos de solicitud de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA por sus siglas en inglés). Durante el último período de solicitud, de febrero a abril, solo se recibieron 36 solicitudes adicionales, lo que eleva el total a 546 solicitudes desde que el fondo se puso en marcha en septiembre de 2021, informó la oficina de la gobernadora Kathy Hochul.


La ciudad y el estado crearon este fondo para ayudar a las víctimas de la tormenta que no eran elegibles para la ayuda de la FEMA, incluidos los excluidos de la asistencia federal debido a su estatus migratorio. Durante el período de prórroga más reciente, 18 personas fueron referidas a la ayuda de FEMA, dijeron los funcionarios.

Hasta ahora se ha distribuido dinero a 288 hogares, por un total de $1.601.210 dólares. Se han finalizado 345 solicitudes y hay 201 que aún están en trámite. Hasta ahora, los residentes del condado de Queens son los que más fondos de ayuda han recibido, seguidos por los que viven en Westchester y Brooklyn.

Carola Otero Bracco, directora ejecutiva de Neighbors Link, una de las seis organizaciones comunitarias seleccionadas para administrar y distribuir los fondos, dice que solo su grupo ha repartido unos $220.000 dólares entre los solicitantes de Westchester, donde tienen su sede.  Más del 14 por ciento de los que han recibido fondos hasta ahora eran del condado de Westchester.

Distribución de fondos de Ida
CondadoCuantíaPorcentaje
Bronx$104,6826.5
Queens:$1,048,40365.4
Nassau:$57,9813.6
Brooklyn$126,5887.9
Staten Island:$19,8611.2
Rockland:$2,1940.1
Suffolk:$5,9470.3
Westchester:$235,55314.7
Total$1,601,20999.7

Desembolso lento

Cuando se preguntó por qué el desembolso era tan lento, las organizaciones comunitarias que administran los fondos explicaron que hay que pasar múltiples chequeos antes de que un solicitante pueda acceder a la subvención. “Podría decirse que hacer llegar los fondos a las personas que los necesitan después de una catástrofe nunca es lo suficientemente rápido”, dijo Julianne Pannelli, directora de proyectos especiales de Catholic Charities Community Services (CCCS por sus siglas en inglés).

“Se necesita tiempo para que los hogares proporcionen documentos probatorios, tiempo para que los gestores de casos revisen esos documentos y completen los formularios de reclamación, tiempo para que los supervisores aprueben y presenten esos formularios de reclamación, tiempo para que la agencia haga los cheques y tiempo para que los gestores de casos concierten citas con los clientes para desembolsar los fondos”, detalló Pannelli por correo electrónico.

Documentar las pérdidas también ha sido difícil para los solicitantes, insistieron las organizaciones. El fondo de ayuda del huracán Ida ofrecía un máximo de $72.000 dólares por hogar que cumpliera los requisitos (hasta $36.000 dólares en ayudas para la vivienda y hasta $36.000 dólares en ayudas para otras necesidades). Pero este fondo de ayuda solo se anunció 25 días después de que los últimos coletazos del huracán Ida azotaran Nueva York, por lo que los afectados se centraron en sobrevivir en el periodo inmediatamente posterior a la tormenta, en lugar de documentar cada pérdida.

“Debido a que el programa se anuncia un mes después, los solicitantes se mudan y ya no viven en la propiedad dañada, por lo que es difícil demostrar la necesidad y el desplazamiento”, dijo Steve Mei, director de Chinese-American Planning Council, otra organización sin ánimo de lucro que administra el fondo.

Shane Yu, colaborador de proyectos especiales en MinKwon Center for Community Action y quien se encargó de los solicitantes que hablan chino, señaló que el miedo a solicitar la ayuda del gobierno también puede haber impedido que la gente aplicara. Unas 11 personas que cumplían los requisitos y habían iniciado el proceso de solicitud posteriormente se retiraron, dijo Yu.

El tiempo entre solicitud y desembolso tampoco ha sido el más eficiente. Días antes de que se cerrara el primer plazo de solicitud (26 de noviembre de 2021), solo 32 solicitantes habían recibido fondos y, hasta diciembre 66 los habían recibido, según informó previamente City Limits. Las organizaciones no tienen una estimación media del tiempo que tarda un solicitante en recibir el dinero, ya que todo depende de la ayuda que haya solicitado.

Por ejemplo, Yu dijo que una persona puede tardar hasta dos o tres meses en obtener fondos; Pannelli estimó que la media es de unas 3 semanas, desde que se reciben todos los documentos hasta el desembolso.

“El proceso puede durar hasta un mes”, dijo Mei, lanzando otra variable a considerar: el método de pago. “El tiempo puede venir determinado por el método de pago, depósito directo, tarjetas de débito, etc.”.

La gran mayoría de fondos distribuidos hasta ahora, $1.212.634 dólares, han ido a cubrir los gastos de la categoría “ayuda para otras necesidades”, que cubre cosas como daños en el vehículo, gastos de mudanza y cuidado de niños. Muy pocas solicitudes han recibido ayuda directa relacionada con la vivienda, solo $388.575 dólares de los fondos distribuidos.

Según el Departamento de Estado, los solicitantes de todo el estado han recibido en promedio unos $5.555 dólares. Algo más de $3 millones de dólares de los $27 millones de dólares se utilizarían si se sigue entregando esta misma cantidad promedio al resto de los solicitantes.

¿Fin del camino?

El plazo para aplicar al fondo ha cerrado, pero las organizaciones seguirán trabajando en el programa. Según el Departamento de Estado, todavía se están tramitando 201 solicitudes. Sin embargo, esta prórroga parece ser la última.

“El período de extensión que acaba de terminar no dio una sensación de necesidades adicionales y los proveedores no solicitaron otra extensión”, dijo Mercedes Padilla, portavoz del Departamento de Estado de Nueva York.

Organizaciones como el CCCS coincidieron. “En este momento, no parece que sea necesaria una ampliación del programa”, dijo Pannelli.

Pero aún quedaría casi todo el dinero del fondo sin utilizar. Las organizaciones que distribuyen los dólares están presionando para que el fondo se vuelva permanente para asistir a futuras víctimas, o para que los fondos se desvíen a un programa que asista a la misma población indocumentada.

Mei dijo que el mes pasado se había reunido con Manuel Castro, comisionado de la oficina del alcalde de Nueva York para asuntos de los inmigrantes (MOIA por sus siglas en inglés). “Hablamos sobre el fondo de ayuda por la tormenta Ida, y él entendió que hay dinero que debe repartirse para ayudar a los miembros de nuestra comunidad”, dijo.

Cuando se les preguntó, los funcionarios estatales dijeron que era demasiado pronto para decidir qué hacer con el dinero restante. “En este momento estamos centrados en ayudar a las personas que se vieron afectadas. Es demasiado pronto para determinar cuánto de los fondos totales se otorgarán a medida que avance el proceso”, dijo Padilla.

Y en cuanto al dinero restante, los funcionarios dijeron que el presupuesto para el 2023 asigna los fondos sobrantes al presupuesto del Departamento de Estado para responder a todas las solicitudes recibidas.

Leave a Reply

Your email address will not be published.