Daniel X. O’Neil

Lori Lightfoot, alcaldesa de Chicago.

Durante la pandemia ocasionada por el COVID-19 los inmigrantes no solo han sido quienes más empleos han perdido sino también quienes fueron excluidos de los paquetes de alivio de desempleo y del cheque de ayuda del gobierno federal.

Alrededor del país varios estados y ciudades han creado fondos estatales o mixtos (una mezcla de dinero estatal y de particulares) destinados a inmigrantes indocumentados. Nueva York, por ejemplo, no publicó la lista de organizaciones donde las personas podían aplicar y esto significó que algunos inmigrantes tuvieran problemas para acceder al fondo de ayudas económicas para trabajadores indocumentados.

Aquí comparamos y analizamos algunas diferencias de los programas de ayuda para las personas indocumentadas de California, Chicago y Oregón.

Para ver en detalle el enfoque de la ciudad de Nueva York, haga clic aquí.

California

Este estado fue uno de los primeros en crear un fondo mixto (una parte de dinero estatal y otra parte con dinero de organizaciones filantrópicas) de ayuda para las personas indocumentadas llamado “el proyecto de asistencia en casos de desastre para Inmigrantes” (the Disaster Relief Assistance for Immigrants Project).

El fondo abrió en mayo, la información sobre cómo aplicar se hizo pública, circuló en medios de comunicación y 12 organizaciones se encargaron de la distribución de estos fondos, que se distribuyeron por orden de llegada. El fondo de $125 millones de dólares está compuesto por  $75 millones aportados por el estado de California y $50 millones de dólares provienen de un grupo de socios filantrópicos. Este fondo fue creado a pesar de que el presupuesto del estado enfrenta un déficit de 54 mil millones de dólares debido a la pandemia.

Se calculó que alrededor de 150.000 californianos indocumentados podrían beneficiarse de este fondo que entregaba $500 dólares por persona o un máximo de $1.000 dólares por hogar. Según el Migration Policy Institute (MPI, por sus siglas en inglés), hay más de tres millones de personas indocumentadas en el estado de California, así que esta ayuda económica beneficia a una mínima porción de esta población.

El proceso de solicitud se llevó a cabo entre el 18 de mayo y el 30 de junio y más de 150.000 personas aplicaron por estos fondos. Como fue reportado por varios medios de comunicación, muchas personas informaron que ya no pudieron inscribirse, y hacia las 10 am, una hora después de que se abrieran las líneas telefónicas, muchos reportaron que las líneas habían colapsado.

Más o menos 10 por ciento de la fuerza de trabajo de California son personas indocumentadas y cuando el gobernador anunció el programa, señaló que el año pasado, las personas indocumentados contribuyeron con $2.500 millones de dólares en impuestos estatales y locales.

Chicago

Chicago creó el programa de asistencia en efectivo llamado “fondo de resiliencia de Chicago” (Chicago Resiliency Fund) que proporcionará $5 millones de dólares en pagos a aquellos que fueron excluídos del paquete de ayuda federal conocido por sus siglas en inglés como el CARES Act, que incluyen, personas indocumentadas, familias de estado mixto y adultos dependientes, entre otros.

A diferencia de California, todas las personas elegidas en Chicago recibirán $1.000 dólares por hogar. Esta asistencia en efectivo provendría de una asociación entre la ciudad, el Resurrection Project y Open Society Foundations. El Pew Reseach Center estima que en el estado de Illinois viven cerca de 425.000 personas indocumentadas. 

El fondo abrió en junio, la información sobre cómo aplicar se hizo pública y circuló en medios de comunicación y la organización Resurrection Project se ha encargado de atender las solicitudes, que para el quinto día ya había alcanzado las 3.000 solicitudes.

“Queremos agradecer a TODOS por su paciencia. Sabemos que es increíblemente frustrante llamar repetidamente y no poder contactarnos. Por eso, nos disculpamos sinceramente”, dice el mensaje de la organización en la página de aplicación para este fondo. 

“¡La buena noticia es que los fondos aún no se han agotado! ¡La próxima semana, no estaremos atendiendo llamadas para prepararnos para la próxima ronda de financiación! ¡Estamos trabajando en alternativas para mejorar el proceso general y servirle a usted mejor!”, dice la organización en su página web.

Oregón

El 23 de abril, la junta de emergencia de la legislatura de Oregón (Emergency Board of the Oregon Legislature) aprobó la suma de $10 millones de dólares para el Fondo de Alivio Laboral de Oregón (Oregon Worker Relief Fund).

El fondo se había creado en marzo cuando docenas de organizaciones comunitarias vieron lo que estaba sucediendo y ese mes recaudaron $1.5 millones de dólares en donaciones de particulares y organizaciones filantrópicas como la Fundación Comunitaria de Oregón (Oregon Community Foundation) y el Banco de Alimentos de Oregón (Oregon Food Bank). Luego, la ciudad de Portland donó $250.000 dólares y los legisladores del estado aprobaron $10 millones de dólares.

La información sobre cómo aplicar se hizo pública, ha circulado en medios de comunicación y ya se han distribuido más de $10 millones. Los seleccionados para este fondo recibirán hasta $590 dólares a través de cheques o PayPal. Una nueva ronda de aplicaciones se abrirá entre el 13 y el 17 de julio. 

Según cálculos de las organizaciones que iniciaron este fondo la necesidad estimada en Oregón es 12 veces mayor a la suma recaudada, es decir, se necesitan alrededor de $124 millones de dólares para lograr cobertura total.

Los cerca de 100 socios comunitarios que se unieron en la creación de este fondo estiman que hay alrededor de 74.000 trabajadores indocumentados en Oregón. De acuerdo con el Centro de Política Pública de Oregón (Oregon Center for Public Policy, OCPP por sus siglas en inglés), uno de cada 10 niños en Oregón vive con un miembro de su familia que es indocumentado.

En Oregón los indocumentados pagan unos $81 millones de dólares anuales en impuestos estatales y locales, y conforman más del 13 por ciento de la fuerza laboral del estado, según OCPP.  En 2015, más de 28.000 inmigrantes propietarios de negocios generaron $470.6 millones de dólares en ingresos comerciales.

Otros estados que han creado algún tipo de fondo al cual inmigrantes indocumentados pueden aplicar son Washington y Massachusetts.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *