Make the Road NY

‘Our communities organized for years to make these victories possible, and we will continue to stand together against injustice.’

Read the English version.

El levantamiento masivo de los neoyorquinos afroamericanos, latinos, inmigrantes y transgénero está lejos de terminar. En Nueva York, ya hemos ganado importantes victorias políticas en la lucha por la responsabilidad policial, incluida la derogación de 50a (un estatuto de secreto policial), la Ley STAT (un proyecto de ley que requiere informes de datos) y la legislación especial del fiscal.

Pero la criminalización de nuestras comunidades continúa. Los legisladores de Albany deben tomar más medidas para mantener a los miembros de la comunidad con sus seres queridos, no en jaulas. Los legisladores pueden y deben seguir contrarrestando la criminalización de nuestras comunidades al aprobar la ley de protección de nuestras cortes, la ley de soluciones no suspensiones, y derogar la prohibición de caminar mientras trans.

El 12 de junio, las comunidades afroamericanas y marrones celebraron una victoria histórica con la derogación de 50a, por la que habíamos estado luchando durante años y finalmente se ganó en la legislatura a raíz del asesinato de George Floyd. Al día siguiente, el gobernador Cuomo dijo: “No necesitan protestar, ganaron. Han cumplido su meta.” Incorrecto.

Las mujeres trans afroamericanas y latinas todavía están siendo enjauladas por el mero hecho de existir en público y caminar por sus comunidades. La policía sigue empujando a los jóvenes afroamericanos y latinos de la escuela a la cárcel y la deportación tras medidas de disciplina punitivas. Y con ICE reanudando sus actividades a medida que declina el COVID-19, los inmigrantes corren el riesgo de ser detenidos por ir a la corte para acceder al debido proceso.

No es de extrañar que, el día después de la declaración sorda de Cuomo, 15,000 miembros de la comunidad marcharon para declarar que “Black Trans Lives Matter” (las vidas negras trans importan). Las mujeres afroamericanas trans continúan tomando acción  porque siguen estando en grave riesgo de ser objeto de abuso policial y discriminación en muchas formas. Un estatuto particular, conocido como la prohibición de caminar mientras trans, hace que “merodear con fines de prostitución” sea un delito. La ley se aplica como una trampa para criminalizar a las mujeres trans de color, a menudo solo por pararse fuera de su casa, caminar a la tienda o caminar con amigas. De los arrestados, el 90 por ciento de los acusados son afroamericanos y marrones. Es hora de revocar finalmente la prohibición de caminar mientras trans.

Los jóvenes afroamericanos y latinos también han permanecido en las calles. A fines de junio, cuando activistas ocupaban un parque en las afueras de la municipalidad de la ciudad de Nueva York, los jóvenes de toda la ciudad colocaron un letrero que decía #PoliceFreeSchools (escuelas libres de policía) en los escalones del edificio y realizaron una conferencia de prensa para exigir el retiro de los oficiales de las escuelas. Durante años, ha habido enormes disparidades raciales en la disciplina escolar, con datos que muestran que es mucho más probable que los estudiantes afroamericanos y latinos sean suspendidos que los estudiantes blancos. Los legisladores pueden comenzar a abordar este tema aprobando la ley de soluciones no suspensiones, que revisará las políticas públicas de disciplina escolar, inclusive tras limitar el uso de las suspensiones y la promoción de medidas de la justicia restaurativa.

Finalmente, a medida que COVID-19 ha disminuido en Nueva York, las comunidades inmigrantes están viendo un resurgimiento de la actividad de ICE. Con demasiada frecuencia ICE ha acechado en los tribunales de todo el estado y sus alrededores para aprovecharse de los inmigrantes que se presentan en los tribunales. Esto ha aterrorizado a los inmigrantes que intentan acceder al sistema legal y ha socavado el debido proceso en todo el estado. Si bien la práctica ha sido bloqueada por un juez por ahora, los legisladores deberían tomar medidas para prohibir a ICE volver a participar en esta práctica peligrosa.

No dejaremos de exigir el fin de la criminalización de nuestras comunidades. Y esperamos que nuestros legisladores y el gobernador Cuomo nos escuchen y sigan aprobando leyes para ayudarnos a llegar allí.

Eliana Fernández, Mateo Guerrero y Adilka Pimentel son los organizadores principales de Se Hace Camino Nueva York, la organización comunitaria de base más grande que ofrece servicios y organiza a los neoyorquinos afroamericanos, latinos, inmigrantes y transgénero.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *