la renta_COVID-19

Oficina del gobernador

El gobernador Andrew Cuomo da una sesión informativa sobre el coronavirus el 13 de julio. El plazo de solicitudes para el programa de ayuda de alquiler se abrió al día siguiente y se cerró la semana pasada, pero ahora se abrirá por otros siete días.

El plazo para el envío de solicitudes al fondo de ayuda estatal de $100 millones para inquilinos afectados por COVID-19 cerró el jueves, 30 de julio, pero la administración de Cuomo anunció el viernes que reabriría por una semana adicional, hasta el 6 de agosto.

Las solicitudes están disponibles aquí (en inglés) y aquí (en español). Un centro de llamadas está disponible de lunes a sábado, de 8 a.m. a 7 p.m., para los solicitantes que necesiten ayuda. Se puede llamar al 1-833-499-0318 o escribir a covidrentrelief@hcr.ny.gov.

A principios de esta semana una coalición de defensores de vivienda y organizaciones de la comunidad han pedido que se amplíe el plazo citando problemas con el despliegue del programa. 

El fondo fue establecido por la Ley de alivio de renta de emergencia de 2020, que el gobernador Cuomo firmó a mediados de junio. Ofrece un pago único de alivio a los inquilinos que ganaban menos del 80 por ciento del ingreso medio del área (o $81.920 para una familia de tres) y que pagaban más del 30 por ciento de sus ingresos para el alquiler antes de la pandemia, y los ingresos perdidos durante la crisis.

El fondo, que puede tomar hasta 100 millones de dólares de los fondos federales de estímulo, cubrirá hasta cuatro meses de la carga extra de la renta de un inquilino, así que si usted estaba pagando el 35 por ciento de la renta en febrero, pero perdió su trabajo y ahora está pagando el 50 por ciento, la subvención cubriría el 15 por ciento de su renta.

Hasta ahora el fondo ha atraído a 57.000 solicitantes.

Las solicitudes para aplicar al fondo se abrieron el 14 de julio, creando un lapso de tan solo dos semanas. Ese fue un gran problema, dicen los defensores de inquilinos. “Sin previo aviso, dos semanas no son suficientes para que las familias preparen documentos y presenten una solicitud”, dice su carta.

Las solicitudes en línea en español no estaban disponibles inicialmente, aunque ahora sí lo están, y aunque los materiales están disponibles en creole haitiano, ruso y otros tres idiomas, esas solicitudes deben ser impresas y completadas en inglés antes de ser enviadas por correo, algo que muchos hogares no pueden hacer. La agencia que supervisa el programa, la división de renovación de hogares y comunidades (DHCR por sus siglas en inglés), dice que los hogares pueden nombrar a un apoderado que hable inglés si es necesario.

“El programa de alivio de alquiler le falla aún más a los inquilinos que son indocumentados excluyéndolos”, dice la carta de los defensores, “y también falla a los inquilinos que reciben beneficios de desempleo en este momento al no tener en cuenta los ingresos artificialmente altos que los inquilinos reportaron debido a Ley Federal CARES que vence el 1 de agosto “.

La coalición solicitó una extensión de cuatro semanas.

La DHCR dice que invitó a organizaciones comunitarias —incluidos algunos de los firmantes de las cartas— a un seminario web poco antes de que se abriera la ventana de solicitud, en un esfuerzo por impulsar la divulgación.

Una de las razones para cerrar el plazo pronto es que no se atiende por orden de llegada: las subvenciones se conceden según la necesidad y eso se puede evaluar hasta que se hayan recibido todas las solicitudes. Retrasar esa evaluación significa un retraso en la emisión de los cheques de ayuda, lo que podría dejar a los inquilinos necesitados en una posición vulnerable y sin apoyo.

“El HCR es responsable de administrar el programa de alivio de alquiler COVID diseñado por la legislatura, y estamos comprometidos a llegar a los neoyorquinos de bajos ingresos que luchan con una carga de renta creciente debido a la pérdida de ingresos durante la pandemia”, dice una portavoz del DHCR. “Estamos trabajando para asegurarnos de que el proceso de solicitud sea inclusivo y que todos los neoyorquinos elegibles puedan solicitarlo, independientemente de su dominio del inglés”. 

La agencia dice que el uso de dinero federal para financiar el programa es la razón por la que los indocumentados están excluidos, aunque cualquier hogar con una persona soltera, incluso un niño, que tenga estatus legal es elegible. El sitio web de la DHCR ofrece una lista de organizaciones comunitarias disponibles para ayudar a los residentes que no hablan inglés con sus solicitudes. 

Lo que es seguro es que el programa se quedará corto. Los defensores estiman que hay $2.3 billones de dólares en renta atrasada. El Centro Furman dice que $1.2 millones de hogares de inquilinos han experimentado una pérdida significativa de ingresos. Un fondo de ayuda de $12 millones de dólares para inquilinos y propietarios anunciado el miércoles será una mínima contribución comparado con lo que se necesita. Todos los ojos están puestos en Washington.

Traducido por Daniel Parra.

One thought on “El plazo para el alivio de la renta de COVID-19 se reabre en medio de las críticas

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *