Jumaane Williams

Emil Cohen/NYC Council

El defensor público Jumaane Williams (centro), el miembro del consejo Rafael Salamanca y grupos comunitarios están presionando para se agregue un componente al proceso de revisión ambiental de la ciudad en el cual se estudie el impacto del desarrollo junto con criterios raciales.

Traducido por Daniel Parra.

(Read the English version here.)

El año que terminó el martes por la noche produjo una gran cantidad de titulares sobre cómo la ciudad de Nueva York trata su recurso más escaso: la tierra.

Algunas de esas historias continuarán en 2020, mientras que es probable que surjan otros nuevos temas de preocupación.

Una cosa es cierta: con casi 60.000 personas en refugios para personas sin hogar, las viviendas públicas enfrentan severos desafíos financieros y de infraestructura. Así mismo, el cambio climático pone en peligro algunos desarrollos en áreas costeras. La vivienda asequible sigue siendo el problema central de política pública de la ciudad.

Las grandes historias de 2019

Regulaciones de alquileres: en junio, en una importante victoria para los arrendatarios, el estado aprobó las primeras reformas importantes en el sistema de estabilización de alquileres a favor de arrendatarios en más de 20 años. Las actualizaciones a las leyes incluyeron: eliminar un mecanismo desregulatorio que permitía sacar los apartamentos del sistema de estabilización de rentas, eliminar la posibilidad de aumentar los alquileres de las viviendas después de quedar desocupadas y limitar la cantidad de dinero que los propietarios pueden aumentar al alquiler después de la renovación de un apartamento.

Rezonificación: La administración de Blasio logró su séptima rezonificación en el vecindario de Bay Street en Staten Island en junio. A finales de año, la administración sufrió al menos un revés temporal cuando un juez anuló la rezonificación de Inwood en 2018 citando fallas en la revisión ambiental.

DCP

Así luciría el nuevo corredor de Bay Street

Revisión de la constitución de la ciudad de Nueva York: un proceso de revisión de la constitución de la ciudad de Nueva York que se suponía que tenía que ver con el proceso de uso de la tierra de la ciudad y que escuchó propuestas para lanzar un sistema de planificación integral.

Falta de vivienda: la administración de de Blasio dijo que había “cambiado la trayectoria” de la falta de vivienda y acordó reservar 15 por ciento de las unidades de vivienda en edificios subsidiados por la ciudad para personas o familias sin hogar y lanzó un nueva iniciativa para personas sin hogar que habitan la calle.

Vivienda pública: NYCHA vio un acuerdo de conciliación entre el consejo de la ciudad y los fiscales federales, la llegada de un nuevo presidente y un monitor federal, la tan esperada liberación de fondos estatales y el estancamiento del proceso de desarrollo que se supone que transformaría tierra subutilizada  de NYCHA en nuevos ingresos.

MOCJ

Así podría verse la nueva cárcel en Queens.

Sustitución de Rikers: poco más de dos años después que el alcalde se uniera a un coro que pedía el cierre de la cárcel de Rikers, el Consejo aprobó la construcción de cuatro nuevas cárceles municipales que ayudarán a facilitar el proceso de ponerle fin a la colonia penal de la isla.

Resiliencia costera: a medida que el cuerpo de ingenieros del ejército describió las opciones que estaba considerando para la protección de la ciudad de la creciente del mar, el consejo aprobó el controvertido proyecto de resiliencia East Ride y el alcalde de Blasio detalló un ambicioso (si es que algo fluido) plan para proteger el bajo Manhattan, mientras que en otros vecindarios costeros se conmemoró el séptimo aniversario de la supertormenta Sandy con muy pocos logros de resiliencia para destacar.

Edgewater Park

Adi Talwar

Vista de la costa norte del parque Edgewater en el Bronx. El vecindario plantea desafíos especiales para las medidas de resiliencia y pocos propietarios han tomado medidas para adoptarlas.

¿Qué nos espera en 2020?

Ahora que 2020 ha iniciado, aquí están las grandes historias sobre el uso de la tierra que Mapping the Future está rastreando:

Las rezonificaciones: el mes pasado, los miembros de la comunidad de Bushwick, los grupos y funcionarios elegidos localmente enviaron una carta a la administración de Blasio pidiendo que la ciudad satisfaga las demandas de la comunidad. Un grupo de inversionistas locales generó su propio plan, conocido como el plan comunitario de Bushwick (BCP por sus siglas en inglés), para re-zonificar el vecindario. La propuesta del alcalde difiere de manera significativa del plan comunitario de Bushwick. La carta pedía que se consideraran ambos planes durante la revisión ambiental que debe hacerse antes de que la rezonificación pueda iniciar el proceso de revisión formal. En la carta los interesados ​​solicitaron una respuesta antes del 10 de enero. El departamento de planificación de la ciudad informó a City Limits que la declaración de impacto ambiental para la rezonificación de Bushwick se espera que tentativamente esté lista antes del verano de este año. Mientras tanto, en Gowanus, los concejales locales Brad Lander y Stephen Levin, los residentes y grupos de la comunidad están a la espera de la declaración de impacto ambiental de la ciudad mientras citan algunas preocupaciones sobre impactos específicos. Y en el Bronx, el estudio del vecindario de Southern Boulevard está llegando a su fin y los residentes, las empresas locales y los funcionarios elegidos localmente están esperando para ver cuál es la propuesta que la ciudad tiene para su comunidad.

Las áreas industriales en la parte sur de Gowanus no serán parte de la rezonificación, para decepción de muchos. Hay un proceso separado para evaluar sus necesidades, pero la programación para este proyecto es preocupante.

Las decisiones de la corte se ciernen: en diciembre, un juez de la corte civil suprema dictaminó que la rezonificación de Inwood fuese anulada porque el proceso de revisión ambiental de la ciudad no tomó en consideración solicitudes, como la inclusión del impacto en el desplazamiento de la comunidad basado en la raza o nivel de ingresos. La administración dijo que apelaría la decisión del juez, por su parte Inwood Legal Action dijo que estaba listo para la pelea en la corte de apelaciones. En agosto otro juez de la corte suprema también se puso del lado de los grupos comunitarios en Two Bridges, el consejo de la ciudad y el presidente del condado de Manhattan habían presentado múltiples demandas contra proyectos de desarrollo. Las demandas sostuvieron que la ciudad no debería haber aprobado la “modificación menor” de un proyecto de desarrollo a gran escala y dicho proyecto debe tener un proceso de revisión pública, con lo que el juez estuvo de acuerdo. La ciudad también está apelando esta decisión. Mientras tanto se espera una decisión sobre la demanda a la política de preferencia comunitaria de la ciudad.

Próximos pasos de NextGen: a medida que un grupo de trabajo intenta rescatar una propuesta para desarrollar terrenos de NYCHA en Chelsea para viviendas de ingresos mixtos, la autoridad estará bajo presión para avanzar en otros planes de desarrollo y trasladar más unidades a programas federales que conviertan las viviendas públicas en la Sección 8, ya que ambos son elementos clave del último plan de la ciudad para salvar a NYCHA. Mientras tanto los observadores vigilarán si una infusión de dinero estatal y municipal, así como  la presencia de un nuevo presidente y un monitor federal brindan mejoras perceptibles en las condiciones de los arrendatarios.

City Limits / Harry DiPrinzio

Según NYCHA, Fulton Houses necesita $168 millones en reparaciones.

Vivienda justa: el informe de la ciudad WhereWeLive NYC está previsto para ser presentado antes de la primavera de 2020. Durante la presidencia de Obama, el departamento federal de vivienda y desarrollo urbano solicitó a los estados y ciudades que estudiaran cómo sus políticas de vivienda afectan la segregación. Pero la administración Trump detuvo ese esfuerzo. La ciudad de Nueva York en 2018 lanzó WhereWeLive NYC, su propio estudio de segregación, para llenar el vacío dejado por el nivel federal.

El Consejo considera la legislación sobre el uso de la tierra: el defensor público Jumaane Williams, el miembro del consejo Rafael Salamanca y grupos comunitarios están presionando para que la legislación agregue un componente al proceso de revisión ambiental de la ciudad que estudie el impacto del desarrollo junto con criterios raciales. Entre otras medidas de uso de la tierra, Francisco Moya, el concejal de Queens, espera adelantar dos leyes que introdujo en 2017, una que requeriría que la ciudad estudie e informe sobre los impactos en la capacidad escolar de las decisiones de uso de la tierra y otra que requeriría que la ciudad estudie el desplazamiento secundario resultante de la rezonificación de vecindarios.

The Corps dice más: el año pasado, en febrero, el cuerpo de ingenieros del ejército publicó un informe provisional sobre medidas defensivas que incluían siete millas de puertas de marea y 26 millas de estructuras costeras como muros de inundación, así como otras alternativas para defender la ciudad contra el aumento del nivel del mar y tormentas más intensas. The Corps espera publicar un informe completo este año en marzo que debería identificar el camino que planea tomar.

Las elecciones de 2020: muchos de los candidatos demócratas que buscan la presidencia han delineado plataformas agresivas de vivienda; el control de la casa blanca y el congreso determinarán si habrá alguna esperanza de ayuda federal para los esfuerzos de vivienda pública.

Nick Solari

Senador Bernie Sanders

Falta de vivienda: los defensores presionarán nuevamente por un programa de voucher de vivienda para todo el estado. La administración de Blasio termina con el uso de sitios de aglomeración y hoteles, y la reducción en el número de habitantes de calle continúa bajo la lupa.

Reforma del impuesto a la propiedad: el jueves un editorial del Daily News resumió la situación. “El alcalde aún tiene que ofrecer un plan ampliamente prometido para reformar el arcaico e injusto sistema de impuestos a la propiedad de la ciudad”, escribió el periódico. “La reforma provocará oposición, pero para de Blasio no se avecina una reelección, ni un ataque político si se enfrenta a un intento de lograr reformas. Él no se atreve a apuntar a un sucesor”.

El censo: determinará dónde ha ocurrido el crecimiento y cómo está cambiando la mezcla demográfica de la ciudad, en general y por vecindario, será vital para comprender el impacto de las políticas de vivienda de la administración actual y la anterior.

¿Nos perdimos algo? Háganos saber qué historias sobre el uso de la tierra le interesan, emocionan o preocupan más.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *