La administración De Blasio abre la puerta a fideicomisos inmobiliarios comunitarios

Print More

William Alatriste, para el Consejo de la Ciudad de Nueva York

La comisionada del Departamento de Conservación y Desarrollo de la Vivienda (HPD) Vicki Been, en una audiencia del consejo municipal en 2014. El HPD ha sido cuidadoso al momento de aceptar fideicomisos inmobiliarios, y continúa reservándose el derecho a no aceptar algunos tratos.

* * *
Traducido por Carlos Rodriguez. Original en inglés.
* * *

El lunes pasado, en lo que defensores de la vivienda asequible consideran una importante victoria para el movimiento en favor de los fideicomisos inmobiliarios comunitarios, el Departamento de Conservación y Desarrollo de la Vivienda (HPD, por sus siglas en inglés) publicó una Convocatoria para Expresiones de Interés (RFEI, en inglés) dirigida a grupos interesados en formar fideicomisos de este tipo con inmuebles que son propiedad de la ciudad.

Un fideicomiso inmobiliario comunitario (en inglés “community land trust”, o CLT) es un modelo de propiedad sin fines de lucro en el que una junta comunitaria administra el uso del terreno siguiendo ciertas regulaciones que garantizan la asequibilidad permanente del inmueble alquilado o vendido en ese terreno.

Aunque otras ciudades ya han adoptado los CLTs, Nueva York se ha quedado atrás en ese aspecto. Defensores de los CLTs han criticado a la administración De Blasio en varias ocasiones por persistir con la antigua práctica de la ciudad de transferir tierras públicas a desarrolladores privados y con fines de lucro a través de contratos de asequibilidad con límite de tiempo. Según los activistas, estos traspasos conllevan el riesgo de que los desarrolladores privaticen la propiedad tarde o temprano. Algunos desarrolladores cuya misión no tiene fines de lucro argumentan que ellos pueden lograr menores costos que los desarrolladores que buscan hacer dinero.

Muchos defensores de inquilinos, desamparados y de la comunidad han pedido la creación de CLTs para asegurar la asequibilidad permanente y el control democrático de la vivienda, y cada vez más grupos están intentando adquirir tierras de la ciudad o de dueños privados para crearlos. Por su parte, la administración De Blasio se ha mostrado receptiva a la idea de los CLTs pero aún tiene dudas respecto a su viabilidad.

Sin embargo, ahora la administración está dando la oportunidad a estos grupos de presentar propuestas explicando cómo desarrollarían y administrarían un CLT, un gesto que parece indicar un sincero interés en las sugerencias de los activistas.

“La posesión de tierras a través de CLTs, unida a una estructura de gobernanza que refleje los intereses de los residentes de la vivienda asequible en el CLT y de la comunidad en general podría dar paso a un modelo de vivienda que otorgaría el poder a esos residentes y a los vecindarios,” declaró el HPD en un comunicado de prensa.

Específicamente, el HPD dice estar interesado en “evaluar las ventajas y desventajas de ofrecer propiedades de la ciudad localizadas en East Harlem, el Sur de El Bronx, el norte y centro de Brooklyn, el sureste de Queens y Edgemere, Queens, para que uno o más CLTs las desarrollen y administren.”

Se espera que las propuestas describan las geografías y poblaciones específicas que el CLT interesa servir y la estrategia económica del grupo, así como su estructura de gobernanza, su plan de operaciones y otros detalles. La ciudad estudiará propuestas tanto para alquiler como para propiedad, con la condición de que se cumpla con los programas de subsidio existentes del HPD.

Las propuestas también deberán desglosar los tipos de apoyo económico que el grupo necesitaría, incluyendo subsidios, beneficios fiscales, asistencia técnica, mercadeo, monitoreos de cumplimiento y asistencia con la creación de su junta. El HPD dice que está interesado en solicitantes con experiencia en vivienda asequible, aunque se pueden presentar tanto propuestas como CLTs ya existentes.

No se sabe cuánta tierra pública ni cuánto apoyo económico ofrecerá el HPD. Sin embargo, la convocatoria RFEI dice que el departamento se reserva el derecho de no aceptar ninguna propuesta y de no tomar acción alguna. Aun así, los defensores de los CLTs están entusiasmados con el anuncio. William Burnett, miembro de la junta de directores de Picture the Homeless, dice que su organización “está emocionada de ver que la ciudad está avanzando con sus planes de ejecutar este modelo” y enfatizó que los CLTs son una importante estrategia para evitar que haya inquilinos desplazados y gente sin hogar.

Christie Peale, directora ejecutiva de Center for NYC Neighborhoods, proclama el “emocionante reconocimiento del potencial que tiene el modelo de fideicomiso inmobiliario comunitario para lograr que tener casa propia siga siendo asequible por generaciones”. Asimismo, la NYC Community Land Initiative, una coalición de más de 24 organizaciones y académicos que aboga por los CLTs, dijo que el HPD ha “dado un gran paso al reconocer la capacidad de los CLTs de adelantar una política de vivienda verdaderamente progresista.”

Paula Segal, del Community Development Project del Urban Justice Center, dijo que una gran cantidad de grupos comunitarios podrían aprovechar la invitación de la ciudad, y apuntó que mucha de la organización de los CLTs se está llevando a cabo en barrios como el Sur de El Bronx, East Harlem y Bushwick, donde la posibilidad de rezonificación ha llevado a la comunidad a discutir cómo crear vivienda asequible abundante y permanente.

“Esperamos que esto lleve a un gran surgimiento de CLTs en Nueva York,” dijo Segal.

Las solicitudes RFEI serán aceptadas hasta el 28 de febrero. Más información aquí.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *